La Provincia quiere licitar el Casino y Angelici aparece en el horizonte

La Provincia está decidida a licitar todos los casinos de la provincia, entre ellos la sala de juegos de nuestra ciudad. La Gobernadora quiere las licitaciones encausadas antes de fin de año.

La decisión de avanzar con una nueva licitación va en línea con la propuesta de Vidal de lograr cambios que las administraciones anteriores no pudieron lograr. De todos modos, no cualquier empresa puede encarar una inversión cercana a los 100 millones de dólares. Por eso, desde el sector sostienen que el negocio quedará entre Boldt, Daniel Mautone, Daniel Angelici, Codere y quizás un alicaído Cristobal López.

En el caso de nuestra ciudad es clave por el futuro del Complejo, dado que quien sea elegido en la licitación deberá invertir en la sala local y habrá que ver si se hace en el actual lugar o en otro espacio.

La idea de tener lista la licitación antes de fin de año no es casual. En pocos meses se vencen las prórrogas vigentes y el gobierno debía tomar una decisión al respecto. En rigor, la banca de los juegos de mesa (el paño, como se le dice en la jerga) corresponde al Estado, la concesión afecta a las máquinas tragamonedas que funcionan dentro de los 11 casinos provinciales.

Pero lo preocupante es que  de las once salas de jugos del estado bonaerense, no todas son redituables   por lo cual los empresarios vinculados al juego o que podrían estar interesados en participar tienen puesta la mirada en algunas salas como la de Mar del Plata, mientras que la de nuestra ciudad o por ejemplo la de Mar de Ajó no son tan redituables para el sector privado.

Empleados

Los empleados del casino en nuestra ciudad  verían con buenos ojos esta licitación, la cual se debería haber realizado el año pasado. Porque de esta forma se terminaría con la indefinición y ya se sabría cómo se continuaría con la sala de juegos y por consiguiente con el trabajos de todos.

El otro tema importante es la cuestión de la prórroga dado que el convenio con la Provincia para la utilización del complejo donde está actualmente la sala de juegos  finalizó este año y actualmente hay una prórroga para su funcionamiento en la actual sala. Esto también sucede en otros casinos bonaerenses.

Como consecuencia de esto el gobierno provincial debe tomar una decisión al respecto. En rigor, la banca de los juegos de mesa (la ruleta, punto y banca) corresponde al Estado, la concesión –que es lo que se va a licitar- afecta a las máquinas tragamonedas que funcionan dentro de los once casinos provinciales.

En el mundo del juego estiman que la licitación costará unos 100 millones de dólares. Según explican fuentes del sector, unos 70 millones cuestan las máquinas para los 11 bingos y unos 30 millones deberían invertirse en mejoras edilicias. En tanto, fuentes de Lotería explican además que la contraprestación se dará además con un porcentaje de la recaudación de las máquinas tragamonedas.

La opción más firme es que el gobierno lance un solo pliego para las 11 salas de casinos (algo similar a lo que sucede en la actualidad que a todas las explota Boldt).