Polémica sin fin en la causa Nisman: denuncian a tres peritos del Cuerpo Médico Forense

La muerte del fiscal Alberto Nisman sumó una nueva denuncia. Tras conocerse la pericia de la Gendarmería Nacional que asegura que el investigador de la causa AMIA fue asesinado a sangre fría por dos personas, el diputado Julio Raffo denunció a tres peritos que realizaron uno de los primeros informes que se dio a conocer en septiembre de 2015 y que aseguraba que Nisman se había suicidado.

La denuncia es por el supuesto delito de “falso testimonio en concurso ideal con encubrimiento”, y apunta al médico forense Fernando Trezza, el tanatólogo Héctor Di Salvo y el decano del Cuerpo Médico Forense, Luis María Garay. Raffo apunta hacia ellos porque fueron quienes firmaron la pericia que se dio a conocer exactamente dos años y cinco días atrás.

El fiscal fue hallado sin vida en el baño de su departamento en las torres Le Parc.

En la denuncia, a la que tuvo acceso BigBang, se describen una serie de golpes y lesiones que no fueron observadas en la primera pericia y sí en la que concretó la Gendarmería: un golpe en la pierna izquierda a la altura del tobillo; un golpe en la cabeza que produjo lesiones en la nariz con fractura. Las lesiones, según la presentación, tienen “los signos de haber sido aplicadas por ‘profesionales’ para reducir a la víctima”.

Aquella pericia fue realizada por el Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema de Justicia; y fue solicitada por la fiscal Viviana Fein y la juez Fabiana Palmaghini, quienes por entonces tenían a su cargo la causa por la muerte del fiscal, hallado sin vida en el departamento de su baño de la torre Le Parc de Puerto Madero en enero de 2015.

El informe de la Gendarmería dice que Nisman fue asesinado por dos personas, a sangre fría, en el baño de su casa. Se habla de golpes en las piernas, una fractura en la nariz y presencia de ketamina, la poderosa droga utilizada como sedante para caballos, en el interior de su cuerpo. En cambio, la primera pericia del Cuerpo Médico Forense apuntaba a la hipótesis del suicidio, rechazada por la ex esposa del fiscal, la jueza Sandra Arroyo Salgado.

El cuerpo de Alberto Nisman fue hallado en el interior del baño.

En aquel informe, 13 de los 15 peritos señalaron que fue un suicidio. Para el diputado Raffo, hay diferencias “groseras” entre ambos informes. “No es que había una diferencia en el grado de ketamina: uno dice que había y el otro dice que no”, le dijo el diputado denunciante a BigBang. La causa recayó en el juzgado federal N° 9, a cargo de Luis Rodríguez.

Raffo cree que la primera pericia fue “direccionada” para apuntar a la hipótesis del suicidio. “Había un interés del Gobierno de entonces para orientarlo hacia el suicidio, hay presunciones graves, precisas y concordantes de que se quería direccionar”, agregó el diputado del Frente Renovador.

“Cabrá indagar si esos peritos actuaron conforme a instrucciones, directivas o presiones tendientes a que su pericia desviara la hipótesis del homicidio, silenciándose las graves evidencias que conducían a ella”, remarca Raffo en la demanda.