Micaela: el mensaje por prostitutas que complica a los acusados

Sigue el juicio por el brutal femicidio de Micaela García, la joven de 21 años que en abril fue secuestrada, violada y asesinada cuando regresaba de bailar en Gualeguay. Las declaraciones de los más de 80 testigos complican cada vez más a los tres imputados por el crimen: Sebastián Wagner; su hijastro, Gabriel Otero y Néstor Pavón.

Micaela tenía 21 años. Fue secuestrada, violada y asesinada en Gualeguay.

Quien sorprendió con su declaración fue Nora González, la ex mujer de Wagner y madre de Otero, el joven al que Pavón acusa de haber participado del crimen. En su testimonio, la mujer ratificó la declaración de su ex pareja, quien desligó al adolescente de 21 años de culpa y cargo.

El mensaje complica a Néstor Pavón.

Pero eso no fue todo, también reveló que su hijo recibió a las tres y media de la mañana un mensaje de Pavón en el que le pedía el número de una chica con la intención de contratarla con fines sexuales. Esto confirma la teoría de la fiscalía, que sostiene que Wagner y Pavón salieron a “cazar” a Micaela en busca de sexo.

Sebastián Wagner confesó haber violado a Micaela, pero negó haberla matado.

El mensaje fue previo al momento del secuestro de Micaela, quien a las 5.34 de la mañana le envió un mensaje de WhatsApp a su novio advirtiendo que iba a dejar el boliche King y que regresaba “pateando” al departamento que compartía con una amiga.

Nora González, la ex mujer de Wagner y madre de Otero.

En su declaración, Wagner confesó haber violado a la joven, desligó por completo a Otero y señaló a su ex jefe, Pavón, como el asesino. “Yo le creo. Le dije al abogado que Wagner va a ir con la verdad porque él es así; te miente y a los cinco segundos te está diciendo la verdad”, sostuvo González.