El hombre que inventó el botón de “Me gusta” borró Facebook de su celular


Justin Rosenstein, ingeniero de Silicon Valley, no imaginó el impacto que tendría su invención en 2007. Era nada menos que el botón de “Me gusta” de Facebook. Rosenstein explicó en un reportaje en The Guardian que para él tampoco es fácil sobrellevar su impacto.

El narcisismo exacerbado y esa cuantificación de los afectos le pasó factura incluso a él, qué optó finalmente por eliminar la app de Facebook de su teléfono para restringir el número de horas que le dedica. También bloqueó otras aplicaciones como Reddit o Snapchat. Snapchat, dice, “es como la heroína”.

El ingeniero, que ahora tiene 34 años, describe el botón que inventó como “destellos brillantes de pseudo-placer”, una de las características que en los últimos años, según él, vinieron a configurar la “economía de la atención”. Y que en muchos casos está causando graves problemas de autoestima, sobre todo entre la población más joven.

Rosenstein se arrepiente, en parte, de haberlo creado. “Es muy común que los seres humanos desarrollen las cosas con las mejores intenciones y que tengan consecuencias no deseadas y negativas”, le dijo a The Guardian. Sin embargo, lo cierto es que el “Me gusta” de Facebook resultó tan exitoso que al momento fue replicado en otras redes sociales como Twitter con su “Fav”.

Rosenstein se muestra especialmente preocupado en cómo estas nuevas tecnologías, basadas en la aprobación, afectan negativamente en la productividad de los usuarios, la concentración y la moral. Según este informe, le damos click al botón desde nuestro móvil 2617 veces al día.

Estudios recientes sugieren que la presencia de smartphones -incluso aunque estén apagados- deterioran nuestra capacidad cognitiva y posiblemente nuestro coeficiente intelectual.