Apoyo para el “Espacio cultural París”

El diputado provincial, Roberto Rago, otorgó un subsidio de veinte mil pesos al Cine Teatro París. Con el dinero otorgado se dará continuidad a la reparación del espacio cultural París, que estuvo cerrado por cuarenta años. Los Trabajos que se están llevando adelante son el armado de escenario, instalaciones de lámparas led en las paredes y equipamiento de sonido y sistema de luces para el mismo sector.
Roberto Rago destaco la importancia que tiene la cultura para nuestra ciudad y la recuperacion de espacios nuevos para la gran oferte que tiene nuestra ciudad.

El centro cultural será uno de los resultados más próximos de esta refacción, por lo que, Alejandro Silva, uno de los concesionarios del teatro dijo: “Será posible llevar a cabo en este lugar una gran variedad de actividades culturales (cine, música, literatura, pintura, el arte en todo su esplendor) y podrá disfrutarse en un espacio hermoso, original y con toda la mística del Cine Teatro París. También se llevará a cabo la recuperación de los túneles y de los sectores que se encuentran debajo del escenario, los cuales quedarán transformados en galerías de artes subterráneas, propuesta única y sumamente interesante”.

A su vez, desde el teatro se aseguró que el destino del dinero subsidiado servirá para continuar con lo hecho hasta el momento. Dentro de dicho trabajo se realizó la recuperación de paredes y cielos rasos, el pulido del piso de granito y la colocación de nuevas piezas en el suelo del sector de la entrada, además de nuevos cortinados e instalaciones de cableado y luces de trabajo.

“Queremos sumar más actividades culturales y artísticas a las que ya se realizan en nuestra ciudad y consideramos que Necochea y su gente se merece contar con una nueva opción cultural como sería el Centro Cultural París, que funcionará en las instalaciones de nuestro querido teatro”, sentenció Silva respecto al proyecto en su conjunto.

Por otro lado, cabe destacar que el Cine Teatro París, construido entre los años 1929 y 1931, recibió trabajos de reciclado en 2001 por la Sociedad Francesa. Ésta, mantuvo su fisonomía original, pero luego, el espacio permaneció cerrado por treinta años consecutivos, algo que desmejoró mucho su calidad. A sí mismo, con una capacidad para más de novecientas personas (536 butacas en la platea, 338 en el pullman y 44 en los palcos) este espacio fue declarado patrimonio cultural por la municipalidad de Necochea y la provincia de Buenos Aires. Y en 2011 inauguró su sala de cine como espacio INCAA, a lo que posteriormente se le sumó tecnología 3D y HD con sonido 7.1.