Quemaron una tonelada y media de droga en la provincia de Buenos Aires

La lucha contra el narcotráfico es uno de los principales temas de campaña del actual gobierno. Sin ir más lejos, el presidente Mauricio Macri le envió ayer en el acto que se realizó el microestadio de Ferro Carril Oeste, ubicado en el barrio de Caballito, un mensaje a los “cómplices” del narcotráfico que habitan en el poder político, la Justicia, el empresariado y el sindicalismo.

Ritondo quemó1.531 kilos de marihuana. 

Partiendo de esta idea, el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, supervisó este miércoles la quema de más de una tonelada y media de estupefacientes que fueron secuestrados en operativos realizados por diversas dependencias policiales y aseguró: “la droga que se secuestra, se quema”.

El ministro de Seguridad bonaerense estuvo acompañado por el jefe de la Policía y el juez federal N° 2 de Morón.

El ministro de Seguridad bonaerense estuvo acompañado por el jefe de la Policía, comisario general Fabián Perroni y el juez federal N° 2 de Morón, Jorge Rodríguez. “No queremos que queden narcóticos acumulados en ningún lado”, remarcó Ritondo.

Al mismo tiempo, el funcionario provincial sostuvo que la incineración de la droga “es el último eslabón de una lucha que incluye investigaciones a fondo, múltiples operativos y derrumbe de búnkeres“.

En esa línea, el ministro explicó que “con los estupefacientes actuamos con la misma lógica que con la destrucción de armas: no queremos que queden guardados en un depósito judicial y por eso los desintegramos a través de la quema”.

También se quemaron 14,5 kilos de cocaína y 10 mil dosis de paco.

Luego de la incineración, Ritondo destacó que “la cantidad de droga secuestrada en los diversos operativos que realiza la Policía es una muestra de la intención explícita del gobierno de abordar una problemática que afecta de forma directa a nuestros jóvenes”.

Y agregó: “No es casualidad, es voluntad. La lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado es una decisión que hemos tomado y asumido para trasformar la provincia de Buenos Aires”. La quema se realizó en el Crematorio Privado Boulogne, ubicado en Nuestras Malvinas al 1.800.

La droga fue secuestrada en diversos operativos realizados en la zona sur y oeste del conurbano.

Según detallaron, fueron incineradas 1.531 kilos de marihuana, 14,5 kilos de cocaína, 10 mil dosis de paco, 458 frascos de ketamina líquida de 50 mililitros cada uno y cuatro planchas de LSD. Esta droga fue secuestrada en diversos operativos realizados en la zona sur y oeste del conurbano, que permitieron desbaratar a varias bandas que operaban en esas regiones.