Indignación: le dan salidas transitorias a los policías que mataron a Natalia Melmann

Hace 16 años, Natalia Melmann apareció asesinada y estrangulada bajo una pila de hojas en un bosque de Miramar. El crimen, conmocionó a la ciudad, y por el hecho, quedaron detenidos 3 policías de la fuerza bonaerense.

Ahora, los jueces de la causa decidieron brindarle a los acusados el beneficio de las salidas transitorias, y a raíz de eso, la familia denunció públicamente que los ex policías son peligrosos para la sociedad.

Natalia Melmann fue asesinada en febrero de 2011 en Miramar.

En febrero de 2001, Natalia fue buscada durante cuatro días, hasta que finalmente, hallaron su cuerpo en el bosque Vivero Dunícolo Municipal. Los investigadores descubrieron después de la autopsia que la joven había sido abusada sexualmente, y que además, había sido estrangulada con el cordón de su propia zapatilla.

Los hisopados realizados, arrojaron también distintos perfiles de ADN, por lo que se determinó que dentro del cadáver de la joven había semen de cinco hombres diferentes.

Por el crimen fueron detenidos tres policías que pertencían a la fuerza bonaerense.

Un año más tarde, el Tribunal Oral Criminal N°2 de Mar del Plata condenó a reclusión perpetua a Ricardo SuárezOscar Echenique y Ricardo Anselmini, tres efectivos de la policía bonaerense que al momento del crimen ejercían sus funciones en Miramar.

Sin embargo, este mediodía los magistrados Javier Mendoza y Esteban Viñas, a cargo de la Sala 1 de la Cámara de Apelación y Garantías, decidieron otorgarles a los tres acusados el beneficio de la salidas transitorias, lo que generó un enojo enorme en la familia de la joven asesinada.

“Los jueces le concedieron las salidas transitorias dos veces al mes, cada 15 días, y evaluaron el comportamiento que tenían en la cárcel, en donde están con compañeros de trabajo, porque están en el pabellón de policías, y tienen plena confianza con quienes les hicieron los informes”, sostuvo el padre de Natalia, Gustavo Melmann.

Del mismo modo, explicó que los jueces “desconocieron todos los exámenes psicológicos”, porque su planteo no se basa en lo que dice la psicología. “Dijeron que ellos no pueden ser videntes y saber qué puede pasar en el futuro con los sospechosos”, aclaró.

“Estos hombres han matado y violando previamente al asesinato de mi hija y van a seguir haciéndolo, le dieron un pasaporte para matar”, dijo indignado, al mismo tiempo que aclaró que para él, no hay ningún motivo para que los asesinos estén libres.

Gustavo Melmann dijo que los jueces no tuvieron en cuenta los exámenes psicológicos hechos a los acusados.

En sintonía con el discurso de Gustavo, la madre de Natalia, Laura Calampuca se mostró en estado de conmoción a la salida de los tribunales marplatenses, y allí, con la voz desgarrada, se animó a gritar que los jueces “no respetan las leyes”.

“No hay justicia”, opinó, y luego declaró: “Mi hija jamás tuvo una noche de amor, jamás conoció el amor, no va a poder tener hijos, y ellos siguen procreando, disfrutando de la vida, porque no les importa nada”.

La mamá de Natalia pidió justicia.

Constanza Berisso, abogada defensora de los Melmann, explicó que los jueces no consideran los informes psicológicos que desaconsejan las salidas transitorias y muestran que ninguno de los acusados está arrepentido por lo que hicieron, por lo que, finalmente, van a apelar la decisión de la Sala 1.

“Nosotros vamos a pedir que se haga un examen por un perito y que un profesional determinen que pasa por las psiquis de los acusados”, cerró.