Alfajores, fruta y los infaltables “sanguchitos”: ¿qué se come en los búnkers?

La austeridad fue la principal característica que sobrevoló los caterings en los búnkers de los principales partidos durante la espera de los resultados en las elecciones legislativas. 

cambiemos
Té, café y gaseosas regaron la espera en la sede de Cambiemos.

En Costa Salguero, sede de Cambiemos, los panificados reinaban en las mesas. Primero llegaron los sándwiches de jamón y queso, acompañados por gaseosas regulares y light, agua, café y té. 

alfajores
Alfajores y medialunas, la merienda en el búnker de Cambiemos.

Más tarde, fue el turno de la pastelería, con el desfile de medialunas dulces y saladas, y alfajores de dulce de leche, algunos con baño de chocolate. 

Al natural

Mientras tanto, si bien en el búnker de Unidad Ciudadana -ubicado en el club Arsenal de Sarandí- las primeras horas de la tarde transcurrieron entre sandwiches de miga y canapés salados, la tarde fue mucho más natural. 

unidad_ciudadana
Las frutas tuvieron fuerte presencia en el catering de Unidad Ciudadana.

La merienda, así, vio a las mesas llenándose de platos de fruta, en especial bananas, manzanas y naranjas. El menú de bebidas incluyó té, agua y gaseosas.

Dulce y salado

La sede de 1País se afincó en Tigre -territorio oficial de Sergio Massa– y ofreció a militantes y periodistas una tarde con budines dulces y café. 

Con la caída del sol, salió a relucir un menú más apuntado a los aires de cena, con pizza y empanadas para esperar el recuento de votos.