Una vez más, al filo: Jelinek no aprendió y casi se queda sin votar, de nuevo

Todo ocurrió el 27 de octubre, pero de 2013. Las elecciones legislativas de aquel año habían llegado a su fin y todos los llamados famosos habían cumplido con su deber cívico. Todos, salvo una: Karina Jelinek, quien fue la encargada de protagonizar la postal divertida de esa fecha. La modelo no tuvo mejor idea que ir a votar a las 18:30, media hora después de cerrado los comicios.

Para colmo, todo fue captado por una cámara de televisión y el video no tardó en darse a conocer: “Ey, ábranme, vengo de una producción, quiero votar”. Una periodista de Canal 9 la acompañaba. Ella preguntó: “¿Está cerrado en serio?”.  Naturalmente, los comicios habían terminado y Karina no votó. ¿Fue un blooper, lo hizo a propósito? Nunca se supo.

Pero lo que sí sabemos es que quedó en la historia bizarra de la política argentina y que, después de cuatro largos años, Karina aprendió la lección. Aunque con lo justo. Lo cierto es que la morocha llegó 17.40 a votar esta vez, a tan sólo 20 minutos de que le cierren la puerta otra vez. “Por un país mejor, lo decretamos. Gracias por recibirme con tanto amor”, escribió en twitter.

¡Ay Karina!, al que madruga Dios lo ayuda…