Urnas calientes: militares armaron “fiestitas” en escuelas donde custodiaban urnas

Como sucede en todas las elecciones argentinas, personal militar fue asignado ayer a custodiar las urnas en las escuelas de todo el país durante la noche previa al comicio. 

escuela
La escuela Patricias Mendocinas, escenario del escándalo. 

En Córdoba, dos uniformados decidieron matar el tiempo de espera de una manera bastante particular: con un desenfrenado festejo de cumpleaños para uno de ellos. 

Ambos fueron sorprendidos por la Policía en horas de la madrugada borrachos y acompañados por dos mujeres dentro de la escuela que estaban vigilando. 

El hecho sucedió en la Escuela Patricias Mendocinas, ubicada en la esquina de las calles Carmelo Ibarra y Vicente Forestieri del barrio cordobés de Villa el Libertador.

“No es lo correcto con la función y misión que tienen, que es la custodia de las urnas para el sufragio del día de la fecha. Por lo que se ordenó que las dos femeninas se retiren del lugar y los efectivos militares cumplan con su función”, le señaló una fuente policial al diario La Voz del Interior. Ambos militares fueron suspendidos y sumariados por las autoridades del Regimiento Número 14.

Otro caso

En Mendoza, mientras tanto, tuvo lugar otro episodio de características similares: tres soldados y un cabo fueron hallados en una escuela de la localidad de Rivadavia junto a tres jóvenes de entre 18 y 19 años.

rivadavia
Tres soldados ingresaron con mujeres a la escuela Bernardino Rivadavia.

La denuncia fue efectuada por la madre de una de las mujeres, quien se dirigió a la comisaría 13 para relatar que una de sus hijas le había alertado que su hermana y dos amigas estaban junto a los uniformados. 

La policía se dirigió a la escuela Bernardino Rivadavia, donde halló a los soldados Brian SuárezCarlos Ortuvia y William Aguilar, y el cabo Germán Vilte. A diferencia del caso cordobés, los militares no estaban abocados a la seguridad del establecimiento.