Juzgan a “monstruo” que violó a su hija durante 22 años y tuvo ocho hijos con ella

Domingo Bulacio “Vernacho” durante 22 años violó a su hija. Con ella tuvo ocho hijos a los que anotó como propios. Estuvo prófugo un mes y medio, hasta que fue detenido en enero de 2016. El aberrante caso ocurrió en Santiago del Estero y mañana comienza el juicio en el que está acusado de abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante por el vínculo.

En primera instancia se había planeado que se inicie hoy la ausencia pero ante la ausencia de la camarista Elida Suárez de Bravo se aplazó hasta mañana.

En el Tribunal integrado por los doctores Alfredo Daniel Pérez Gallardo, Élida Suárez de Bravo y Lidia Paz, se comienza a juzgar a Bulacio. El caso se conoció cuando la víctima fue a un centro asistencial para que atendieran a uno de sus hijos. Los médicos y paramédicos indagaron acerca de quién era el padre de los niños y la mujer, con cierta ingenuidad, dijo que su padre biológico era el padre del niño.

La única foto que aparece de Bulacio, detenido y con la cara tapada. Diario El Liberal de Santiago del Estero.

SOMETIMIENTO Y ABUSO REITERADO

Domingo Bulacio, de 57 años, hace 22 tenía 3 hijos. Su mujer falleció y dos de sus hijos se fueron a vivir a la casa de otros familiares. El se quedó con la niña de 11 años. Al poco tiempo, comenzó a abusar de ella. Las violaciones se hicieron frecuentes. Pese a los ruegos de la menor, la convirtió en una esclava sexual.

La víctima contó que estaba amenazada de muerte. Foto: Nuevo diario Web.

La joven quedó embarazada pero ni la llegada de un bebé detuvo el ataque sexual cotidiano de Bulacio. En total, el padre abusador tiene ocho hijos nacidos de su propia hija. Esta situación sucedía en la Villa Balnearia en el departamento Río Hondo, en la provincia de Santiago del Estero. Los médicos que intentaban atender al niño conocieron la historia y notaron que la mujer estaba amenazada de muerte.

Según publicó el diario local “El Liberal”, todos vivían en una casa de un solo ambiente y Vernacho violaba a su hija delante de los niños.

“Vernacho violaba a su hija delante de los niños.

La joven le pedía a los chicos que no miraban. El entorno de la mujer no conocía lo que padecía pero los vecinos reconocieron que Bulacio era un hombre extraño, cerrado y que intuían que era violento.

El macabro secreto fue develado tras la visita al hospital y de inmediato los profesionales hicieron la denuncia. Estuvo prófugo durante un mes y medio, hasta que hallaron en una casa familiar ubicada en una zona rural, a 30 kilómetros de la ciudad de Loreto.

Los niños fueron sometidos a una Cámara Gesell y también declaró la víctima de los abusos. Además, se concretaron los análisis de ADN para confirmar el vínculo sanguíneo entre los menores y el detenido.