Natacha Jaitt, sin filtro con Paluch: “Está enfermo, tiene una perversión sexual”

Sin dudas, Ari Paluch está atravesando por un momento delicado, que él mismo edificó y que podría costarle caro. Una polémica denuncia que le hizo Ariana Charrúa, una microfonista de América, por acoso sexual lo colocó en el centro de las críticas y puso su trabajo como conductor de A24 al borde del abismo: lo bajaron de la cobertura de las elecciones y ya no está a cargo de su ciclo. 

Una microfonista acusó a Paluch de haberle tocado la cola. 

Todo lo condena al periodista. La falta de defensa de sus propios compañeros, las nuevas acusaciones por acoso sexual de algunas ex panelistas durante su época en Radio Metro y la aparición del video de una cámara de seguridad del canal que demostraría el momento en cuestión que derivó en la denuncia de la mujer, lo pondrían en jaque. 

Pero a todo esto, además, se le sumó una filosa reflexión de Natacha Jaittcon quien compartió alguna vez los pasillos de la radio, a través de las redes sociales que, seguramente, no le harán mucha gracia al periodista. “Todos los que hacen marketing de la espiritualidad son enfermos, pervertidos sexuales, mándenlo con el padre Grassi así forman pareja”, escribió, sin filtro, la mediática.

Consultada por BigBang sobre estos dichos, lejos de arrepentirse por sus contundentes palabras en las redes sociales, la conductora radial redobló la apuesta y pidió que también se juzgue a quienes “sabían sobre estas repudiables actitudes de Paluch y callaban”, apuntando principalmente contra Julia Mengolini, quien ya había hecho su descargo en las redes.

Para Natacha, escribir libros de autoayuda y espiritualidad es algo común en acosadores. “Paluch es adicto al arte y a eso de la espiritualidad”, señaló en diálogo con este portal y agregó: “Pero, al parecer, tiene esa doble moral a lo Diego Maradona. Empecé a escuchar que lo denunciaban y me di cuenta que no es la primera, tiene varias denuncias ya”.

En esa línea, la mediática reconoció que el periodista es de “acosar” a sus compañeras de trabajo. “Es acosador. Me llama la atención de que todos lo sabían y no lo decían. A mí me acusan y tengo denunciar. Si tengo un entorno que lo cubre y tengo medio de perder el trabajo, es obvio que a las víctimas les va a costar denunciar”, explicó.

Y continuó: “El entorno lo cubrió. Si sabían, como Julia Mengolini, por qué no hablaron. Son cómplices, esto pasa en el Ni una menos. Si haces silencio, también sos cómplice. Como falta el laburo, a las pibas que sufrieron el acoso de Paluch les costaba denunciarlo”. 

Para Jaitt, escribir libros sobre espiritualidad te convierte en un acosador. 

En este contexto, Natacha fue contundente y dijo que “se le viene la noche” al periodista: “Ninguna parte del cuerpo de otra persona se toca sin su consentimiento. Creo que se le viene la noche. Hay que juntar todas las anteriores acusaciones que tiene. Es una mina creíble la que lo acusó. Si no sus compañeros no la hubieran defendido como lo hicieron”.

Ari Paluch, en su peor momento.

Al mismo tiempo, la mediática -quien se encuentra imputada luego de declarar por más de cinco horas por la causa de extorsión que le inició Diego Latorreaseguró que Ari Paluch “está enfermo, tiene una perversión sexual. Está enfermo y hay que tratarlo. Que le den la penal que le tenga que dar y que pague con el peso, sumario y que no tenga derecho a nada”, disparó.

Por último, la mediática se animó a comparar al periodista con Diego Latorre, con quien protagonizó el famoso Puntita-gate. “No son el mismo perfil, pero son tipos casados y con hijos. Son perversos sexuales. A Paluch hay que sumarle abuso de poder porque echó a su panelista embarazada. Diego lo tiene en los genes, pero lo de Paluch es cizaña”, sentenció, muy polémica, Natacha