Julio De Vido, en su peor momento: lo expulsarán del Congreso y quedará detenido

El ex ministro de Planificación Federal Julio Miguel de Vido, hombre fuerte del kirchnerismo, quedó este martes al borde de la prisión, según lo ordenado por dos jueces federales, la semana pasada, días antes de las elecciones de mitad de mandato que se celebraron el domingo.

La Comisión de Asuntos Constitucionales aprobó hoy por amplísima mayoría que el pedido de desafuero del diputado nacional sea tratado mañana por la Cámara de Diputados.

La sesión para votar por el desafuero del legislador está convocada para mañana a partir de las 11.30 y se estima que el oficialismo de Cambiemos contará con los votos necesarios para votar la expulsión del legislador.

Con los votos necesarios

Desde Cambiemos estiman que cuentan con entre 160 y 165 votos, número que alcanzaría para llegar al requisito de los dos tercios de los presentes en el momento de la votación del desafuero.

Como máximo ese número es de 172, dos tercios de los 257 integrantes del cuerpo en caso de asistencia perfecta, algo que nunca sucede.

Con los resultados de las elecciones del domingo, la oposición del Frente para la Victoria quedó en una posición muy débil para resistir el desafuero del legislador, como había ocurrido a mitad de año.

En ese momento, el fiscal Carlos Stornelli había pedido el desafuero y la detención del ex ministro. Pero la medida fue rechazada por el juez Rodríguez, que ahora no tuvo más remedio que hacerla efectiva, ante la orden de la Cámara Federal. Desde entonces, la suerte del ex ministro quedó sellada.

De Vido, tras la salvación.
No está confirmado que De Vido vaya mañana a la sesión.

En la tarde del martes, el oficialismo  pudo emitir dictamen de mayoría sobre el proyecto que acepta el pedido de desafuero parlamentario del ex ministro, quien esta semana había pedido que se le diera una licencia hasta fin de año. Pero ese pedido ni siquiera llegó a ser considerado.

El texto recibió también el apoyo de los diputados del Frente Renovador, del Justicialismo, de Unión por Córdoba, del Frente Misionero, del GEN y de Juntos por Argentina, por lo que reunió la firma de 23 de los 34 integrantes de la comisión.

Así, el dictamen quedó en condiciones de ser debatido el miércoles por el plenario de la Cámara, en la sesión especial solicitada para las 11.30.

Para concretar el desafuero, Cambiemos y quienes acompañan la iniciativa deben reunir las dos terceras partes de los diputados presentes en el recinto al momento de la votación (como máximo 172, en caso de que haya asistencia perfecta).

Quiénes no firmaron

No firmaron el dictamen los nueve diputados del Frente para la Victoria que integran la comisión; ya que no asisitieron a la reunión y solo enviaron a Rodolfo Tahilade para pedir que se leyera una nueva nota de De Vido, enviada esta tarde a la Cámara.

Además, tampoco se expidió el representante del Movimiento Evita, Remo Carlotto, aunque esa bancada optaría mañana por la abstención o la ausencia, según anticiparon fuentes cercanas a ese espacio.

El pedido de licencia de De Vido no movió a Cambiemos de su plan original, que consistió en firmar dictamen este martes en la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside Pablo Tonelli (Pro), para luego votar el desafuero en el recinto y allanar el camino a la detención del ex ministro de Planificación Federal.

Tonelli está convencido de que mañana se vota la salid del ex ministro.

“El pedido de licencia no cambia nada, es una mera maniobra distractiva, y si la Cámara le concediera licencia, que espero que no ocurra, seguirá protegido por los fueros porque seguiría siendo diputado. La única forma es que deje de ser diputado o que renuncie, y la renuncia sea aceptada por la Cámara”, precisó Tonelli.

La sesión de la Comisión para tratar el desafuero del diputado De Vido, pedido por los jueces Claudio Bonadio y Luis Rodríguez en las causas sobre desvío de fondos del yacimiento de Río Turbio e importación de gas natural licuado, comenzó poco después de las 16 y en menos de tres horas se obtuvo el dictamen de mayoría.

El juez Rodríguez envió un escrito la semana pasada al Ministerio de Seguridad para notificar que apenas el Congreso vote el desafuero del ex ministro se debe proceder a su inmediata detención.

Se supone que el ex ministro no concurrirá a la sesión en Diputados, para que no se produzca el triste espectáculo de la salida de un ex diputado con las esposas en la mano.