Uber busca hacer realidad los taxis voladores con ayuda de la NASA

Mientras Elon Musk piensa que los coches voladores no son una buena idea, compañías como Toyota y Uber consideran que son el siguiente paso del transporte. Tan es así que Uber acaba de anunciar una asociación con la NASA para hacer realidad la posibilidad de tener “taxis” voladores.

Uber planea iniciar las demostraciones de su nuevo servicio UberAir en las ciudades de Dallas y Los Ángeles en el 2020. Y si todo sale bien, en el 2023 comenzará a dar servicio al público.



Para esta primera etapa, Uber contará con el apoyo Embraer, Bell Helicopter, Pipistrel, Aurora Flight Sciences y Mooney Aviation: compañías que suministrarán las aeronaves y los piloto. Uber proporcionará el software (y se llevará una comisión por viaje) y la NASA tendrá la tarea de desarrollar un sistema de gestión de tráfico aéreo. La agencia tendrá el control de absolutamente todas las naves desde que despeguen hasta que aterricen.

Cabe destacar que en esta etapa todas las aeronaves serán eléctricas y solo harán viajes cortos. Mientras tanto, Uber seguirá desarrollando su propio vehículo aéreo autónomo: el Uber Elevate.



Tras presentar el proyecto en el WebSummit que se celebra en Lisboa, Portugal, Jeff Holden, director de producto de Uber, dijo en una entrevista que trabajar con la NASA en conjunto con sus socios “hará que esto suceda lo más rápido posible”.

Así que parece que pronto el cielo se llenará de taxis y cohetes. Bienvenidos al futuro.