El cliente fue a la sucursal más cercana con el decodificador en la mano y lo arrojó al piso en medio de un escándalo. Además denunció que perdió su trabajo por quedarse esperando a los técnicos que desinstalarían el aparato. Mirá el video.

Cansado de no obtener respuesta, un cliente se fue hasta una sede de la empresa que le presta el servicio de cable y armó un escándalo porque no le dieron de baja el servicio.

“¿Me van a tomar el reclamo ahora?”, exclamó indignado un cliente al tiempo que destruía el decodificador de su servicio de cable en la sucursal más cercana a su domicilio que encontró abierta.

Según consta en un video que ya es viral en las redes sociales, el protagonista de esta historia llegó furioso y se despachó contra los empleados de atención al público del local porque desde hacía dos meses que pedía la baja del servicio de televisión digital y le seguía llegando la factura a su casa.

“Estoy pidiendo la baja hace dos meses. Me cansé de llamar y me dijeron que del 1 al 15 me dan de baja el servicio. Me tienen podrido”, gritó. Luego, saltó sobre el equipo hasta destrozarlo, notablemente enojado porque no pudo deshacerse del servicio con la misma velocidad que lo contrató, sino todo lo contrario. “No quiero saber más nada”, dijo.

Además, según denuncia en el video, este cliente perdió su trabajo por quedarse esperando a los técnicos que desinstalarían el aparato. “No pude seguir en mi trabajo porque me echaron por culpa de ustedes”, aseguró el hombre.