Medio Ambiente
Publicado by admin 03 de julio de 2019
Tiempo de lectura: 2 minutos
@diarionecochea


Hallazgo prehistórico: encuentran restos de un cóndor gigante en San Pedro


 

Restos de un cóndor prehistórico de gran tamaño y más de 10 mil años de antigüedad fue encontrado 12 kilómetros al sur de San Pedro por un equipo del Museo Paleontológico de esa ciudad bonaerense.

El animal extinto alcanzaba los 3.60 metros de extensión con las alas abiertas –superando con creces el tamaño del cóndor andino actual- y sobrevoló la provincia de Buenos Aires a finales del Pleistoceno.

 

"El cúbito y el radio hallados, pertenecientes al ala derecha, son mucho más robustos que el Vultur gryphus, conocido popularmente como el cóndor andino, por lo que estimamos que su masa corporal era mucho mayor, aunque el estudio recién comienza", indicó a la Agencia CTyS-UNLaM el doctor Federico Agnolin, investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales, la Fundación Félix de Azara y el CONICET.

"El peso de este gran ave posiblemente rondaba entre los 18 y 20 kilos, mientras que el cóndor andino tiene una masa corporal de entre 12 y 15 kilos", agregó al respecto el director del Museo de San Pedro, José Luis Aguilar.


Según describió Agnolin, quien presentó en 2017 al Pampagyps imperator, el primer cóndor extinto descubierto en la Provincia, "actualmente sólo hay una especie en Norteamérica y otra en Sudamérica, pero hace 10 mil años había una diversidad mucho mayor".

"Estas aves cumplen una función muy importante porque limpian de desperdicios al ecosistema; son grandes recicladores", explicó el especialista.

Y agregó: "Hace 10 unos mil años, en la región pampeana había una gran diversidad de megamamiferos, como los perezosos gigantes, los gliptodontes y los tigres dientes de sable, por lo que, cuando estos animales morían, sus cadáveres eran alimento de una gran cantidad de aves carroñeras .

 

Junto a los restos del cóndor gigantesco -que aún no tiene nombre- se encontró el maxilar superior de un pecarí juvenil y la pelvis de una tortuga que, según describió Aguilar, podrían haber sido parte de la dieta del ave carroñera.