Entretenimiento
Publicado by admin 17 de agosto de 2019
Tiempo de lectura: 3 minutos, 58 segundos
@diarionecochea


El piano de Mocata y el violín de Bertero se encuentran "Cruzando aguas" en la Usina



El pianista italiano Fabrizio Mocata y el violinista argentino Fabián Bertero estrenarán este domingo, en el marco del Tango Buenos Aires Festival, su trabajo compartido en el fascinante viaje de “Cruzando aguas” con un concierto gratuito en la Usina del Arte.

“La verdad es que me emociona ser italiano y poder ser parte de este festival tanguero presentando mi música y convertirme así en el primer compositor italiano presente en ese marco”, confesó Mocata durante una entrevista con Télam.

El pasaje del músico y compositor nacido en Sicilia Mazara del Vallo y forjado en la música clásica y el jazz a la escena tanguera es parte de un recorrido que el año próximo cumplirá dos décadas y que encontró en su unión con Bertero un impulso notable.

Cuando hay músicos de gran nivel es impresionante como uno se puede sentir más libre de proponer cosas y así la música fluye de manera más abierta”


Fabrizio BerteroEl pianista apuntó que “encontré en tocar con Bertero una impresionante naturalidad y lo que más me llamó la atención es este diálogo muy abierto y las ganas de tocar juntos, construir cosas. Cuando hay músicos de gran nivel es impresionante como uno se puede sentir más libre de proponer cosas y así la música fluye de manera más abierta”.

Desde esa concepción, Fabrizio destacó que junto al violinista santafesino, de 52 años, “se dio un clima de colaboración real y no de competición que es algo que cansa a los músicos y a las ideas. El que quiere ser el primero siempre va a ser el último porque la prioridad siempre es la música y nosotros coincidimos en hacer lo que podamos para que la música suceda”.

Mocata y Bertero ya habían tocado juntos en vivo en abril pasado cuando el violinista se sumó como invitado a la presentación del disco “Swango” en la Academia Nacional del Tango, material con el que el italiano plasmó su primera obra de impronta tanguera.

En esa visita con álbum tanguero editado en el país bajo el brazo, el músico que ha sabido acompañado al tenor Fabio Armiliato, también registró un material a piano y voz con Marcelo Boccanera.

La propuesta de “Cruzando aguas” reunió en Montevideo a la dupla Mocata-Bertero con el guitarrista Julio Cobelli y el contrabajista Jorge Pi para abordar un repertorio que incluye piezas como la que da título al proyecto, “Boliche”, “Cuando llega el amor”, “Piccolo vals”, “Oblivion” y ”La cumparsita”.

“Para nosotros fue muy emocionante grabar 'La cumparsita' en Palacio Salvo, exactamente donde fue estrenada por primera vez en 1917, más de 100 años atrás”, subrayó Mocata.

Télam: ¿Cómo aparece la aventura de dar forma a “Cruzando aguas”?
Fabrizio Mocata: Es una forma de reunir Italia, Buenos Aires y Montevideo, a partir de conocer a Fabián mientras grababa con la cantante Sandra Luna, y desarrollar una muy buena química que nos permitió hacer algo con entusiasmo, alegría y espontaneidad.

T: ¿Se siente raro por ser un italiano tan cercano al tango?
FM: El tango me llamó más la atención que otras músicas tradicionales italianas, pero, de todos modos, siempre afirmo que el tango es también italiano ya que si bien es una cultura que nace en el Río de la Plata también tiene una contribución cultural y emocional nuestra.

T: ¿Cómo analiza su camino personal en el tango?
FM: Mi encuentro tan directo con el tango surgió como algo natural a partir de que me llamó la atención por su desarrollo tan cercano al jazz, por su carácter como encuentro de culturas, como mezcla de muchas cosas y con una estructura paralela desarrollándose. Siento que en Europa se reconoce al tango por su vinculación con el baile, pero para mí tiene mucha nobleza y puede prescindir de la danza para ser apreciado.
@Agencia Estatal de Noticias