@diarionecochea
Publicado:
15 de abril de 2018

Con actores de seis provincias, se realizó el primer taller de inversiones intermodales



Con representantes del Estado nacional y más de 70 participantes provenientes de todos los rubros asociados a la logística, el encuentro se llevó a cabo en instalaciones de la Prefectura Naval.

El jueves se llevó a cabo en la sede portuaria de la Prefectura Naval Argentina el primer Taller de Inversiones Intermodales, con la organización conjunta del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB) y la Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS).
El mismo se realizó en el marco de la propuesta de intermodelización de la Mesa de Piloto Intermodal coordinada por la Dirección Nacional de Transporte Automotor de Cargas (DNTAC).
Del taller participaron integrantes de la Mesa, fabricantes, logísticos, puertos, transportistas, concesionarios, propietarios de vagones, inversores y dadores interesados; todos ellos provenientes de 6 provincias, 16 localidades y 14 rubros.
Además de otras actividades dispuestas por la organización del encuentro, disertaron el presidente de Aimas, coordinador de la DNTAC y asesor del Puerto Bahía Blanca, Jorge de Mendonça; el Director Nacional de Transporte Automotor de Carga, Guillermo Campra; y el gerente de operaciones marítimas y terrestres del CGPBB, Juan Francisco Linares.

“Los paradigmas de café solo logran que no avancemos”
   “En la academia y la consultoría estamos repletos de paradigmas de café, y lo único que hacen es que no avancemos. Por ejemplo frases como que las vías no se pagan, que el ferrocarril es para cinco rubros, que el camión es para 200 kilómetros, que el bitren es malo”, sostuvo de Mendonça.
   El especialista en logística agregó que “los números de trenes y camiones a Vaca Muerta no cierran y no van a cerrar nunca mientras sigamos poniendo diseños de eficiencia del siglo XIX, de 20 toneladas por eje, y no algo de casi el siglo XXI, de 25 toneladas por eje (quizás necesitaríamos 30 por eje pero seamos modestos)”.
   “Con 25 toneladas, la diferencia de la cantidad de carga que se puede llevar frente a las 20 toneladas se traduce en que en un año el dueño del vagón paga el vagón, o la vía se paga en 30 años, o le bajamos el 26 % del costo del flete al cliente. Lo que es claro es que con 20 toneladas por eje no se paga nada, y peor si lo hacemos a 15 kilómetros por hora”.
   Además, el presidente de Aimas opinó que “hoy es un día de tres inflexiones”: “Para la Dirección Nacional de Transporte Automotor de Cargas la inflexión es haber arrancado con un piloto, aprendiendo especialmente del ámbito logístico del transprote automotor, del ferrocarril y luego de los portuarios. Hoy no terminó el inicio del piloto Cañuelas-Bahía-San Antoni-Bahía-Neuquén, hoy lo que empieza a atenderse son las propuestas de distintas empresas y actores hacia otros corredores”.
   “Para el Puerto, que hoy cuenta en este taller con gente de 6 provincias, 16 localidades y 14 rubros, la inflexión es la conexión con el hinterland y con sus sectores económicos. Es decir, el Puerto está saliendo de la tercera generación hacia la cuarta. Muchos creen que la cuarta y la quinta generación son pura tecnología y relaciones, pero no, lo que realmente marca el hito es que un puerto salga del alambrado, y hoy este puerto no solo salió del alambrado, sino que llegó hasta Tucumán”, añadió el asesor del CGPBB.
   “Finalmente, para Aimas también es una inflexión porque se nos terminó la chácharas. A partir de hoy, del momento en que terminemos el taller, tenemos que empezar a trabajar porque lo que hace un tiempo ayudamos a provocar ya está empezando a suceder”, concluyó de Mendonça.

“Hay costos logísticos que necesitamos bajar”
   “Según la fuente que uno consulte, el transprote automotor se lleva entre el 94 y el 95 por ciento de las cargas en nuestro país, mientras que en países vecinos la cifra no llega al 70 % o en otros, como Estados Unidos, apenas supera el 50 por ciento”, expresó el titular de la DNTAC, Guillermo Campra.
   “Hay costos logísticos que necesitamos bajar, cuando hablamos de commodities significa ampliar fronteras de producción, más posibilidades para nuestros productos, ganar mercados internacionales, y cuando hablamos de bienes que se consumen dentro del país se traduce en precios más bajos en las góndolas”, agregó.
   “Con todo eso, nuestra Dirección fue impulsando una mesa intermodal, después fue un poquito más allá, tratando de concretar ciertos hitos que nos permitieran avanzar y generar confianza en todo el arco logístico que motive a pensar a futuro cómo queremos llevar esto adelante y generar nuevos oportunidades de negocio”. 
   “Formamos una mesa piloto que se fue desarrollando durante todo 2017 y que terminó en uno de los hitos, llevar dos semirremolques sobre dos vagones, con intervención de múltiples partes. Eso tuvo mucha difusión, despertó interés y permitió que hoy estemos acá tratando de pensar otras alternativas a futuro”, agregó Campra.
   Por otra parte, el cordobés expuso que “hoy Argentina transporta 450 millones de toneladas, que en menos de 20 años pasarán a ser 750 millones, con lo cual pensamos que el camión podrá mantener su protagonismo, pero a su vez necesitamos que el tren duplique o triplique lo que transporta actualmente, y qué mejor que hacerlo de manera intermodal”.

“El uso inteligente de la infraestructura nos permitirá aumentar nuestra zona de influencia”
   “Para nosotros motivar e impulsar el intermodalismo es muy importante. En la medida en que podamos cumplir con nuestas cinco premisas -–seguridad jurídica, relación ciudad-puerto, competitividad, transparencia y previsibilidad--, tendremos mayor potencial y capacidad”, analizó el gerente de Operaciones Marítimas y Terrestres del CGPBB, Juan Francisco Linares.
   “Cuando hablamos de conectividad terrestre por supuesto que tenemos la infraestructura básica, es decir rutas, vías, accesos. Pero nosotros queremos promover el desarrollo de infraestructura que apalanque a esa infraestructura básica, y ahí es cuando empezamos a hablar de puertos secos, centros de acopio, plataformas logísticas y zonas de actividad logística”, agregó.
   “Tenemos la básica, pero el uso inteligente de esa infraestructura nos permitirá aumentar nuestro hinterland, nuestra zona de influencia, poder captar cadenas logísticas que actualmente no pasan por nuestro puerto. Estamos seguros de que con el transporte intermodal vamos a lograr mayor competitividad, una mejora en la sustentabilidad y algo muy importante, que es la flexibilidad”, concluyó el licenciado.
   “En los últimos tres meses vimos algo que no habíamos visto nunca: el arribo de vagones con semirremolques encima y la llegada de dos buques con carga rodante. Hay señales y eso a nosotros nos motiva”, concluyó Linares.La Nueva





Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.