@diarionecochea
Publicado:
25 de mayo de 2018

El puente de hierro que cumple 109 años uniendo pueblos




Es el que se construyó sobre el río Colorado, para conectar esa localidad con La Adela. En su momento costó 35.000 pesos oro y se armó con material que se importó desde Europa.

El histórico puente de hierro carretero que une a las localidades de Río Colorado (Río Negro) y La Adela (La Pampa), declarado Patrimonio Cultural y monumento histórico nacional, por ambas provincias y por el Senado, llegó a los 109 años sirviendo a buena parte de la Patagonia.

En su época costó 35.000 pesos oro y se levantó totalmente con materiales traídos desde Europa.

La historia señala que el 15 octubre de 1906, el por entonces juez de Paz, Manuel Zeballos, redactó una nota que fue enviada al gobernador, donde le comunicaba que se habían iniciado gestiones con la empresa del Ferrocarril Sud, a quien se le pidió la construcción de un puente sobre el río Colorado que suplante la balsa existente en esa época que servía para el paso a los habitantes de un margen del río a la otra, pero que tenía algunas limitaciones.

El proyecto había tenido resolución favorable y tuvo un presupuesto de 35.000 pesos oro, donde se estableció que los materiales que se utilizaron llegaron desde Europa.

La puesta en marcha del puente que significó una apuesta fuerte para la época , porque básicamente permitió la salida de la producción de una amplia zona de La Pampa por la Estación Río Colorado, que se convirtió en una línea importante del ferrocarril.

El puente carretero de hierro de una sola mano, fue inaugurado el 25 de mayo de 1909, transformándose en la vía directa de conexión al sur del país, por donde transitaban los vehículos de carga o autos particulares. Por esa traza cruzaba la antigua ruta nacional 22.

Con el paso del tiempo y la falta de un adecuado mantenimiento, la estructura comenzó a resentirse, razón por la que distintos técnicos habían alertado que la estructura corría serios riesgos de derrumbe, debido a la corrosión de la estructura metálica, que ponía en peligro a los transeúntes con un posible “pronto colapso de la estructura”.

Finalmente se determinó que el 19 de mayo de 2009 se cerrara definitivamente el paso para los vehículos, provocando diversos problemas a la vida cotidiana de las localidades, mientras se construía un nuevo puente que suplantaría al de hierro a pocos metros del lugar.

Tras realizarse los arreglos, siempre manteniendo la originalidad, el puente se convirtió en una senda peatonal y lugar donde los gobiernos municipales utilizan el espacio para eventos culturales y actividades que llevan adelante algunas entidades privadas deportivas.

Por más de medio siglo la plataforma de hierro permitió el ingreso o el egreso de la Patagonia, hasta que se inauguró el nuevo puente carretero, hecho de hormigón sobre el nuevo trazado de la Ruta Nacional 22, ubicada a 3 km del lugar, un 5 octubre 1963, donde estuvieron presentes el gobernador electo de la provincia, Carlos Nielsen, senador nacional José Gadano, el presidente de la Legislatura, Valentín de Prado entre otras autoridades de la época.

La estructura del Monumento Histórico, tiene 114 metros, con una calzada central restaurada que está apoyada sobre cinco pilares de piedras a la vista.

Las declaraciones

En 2008 el actual vicegobernador de la provincia de Río Negro, Pedro Pesatti, acompañado por varios legisladores, presentó el proyecto que declara Monumento Histórico provincial al viejo puente de hierro.

Parte del texto señala que “bien podría decirse que desmantelar un puente de cien años es desmantelar la historia y en este caso es también desmantelar la memoria de dos comunidades laboriosas como son la tranquila localidad pampeana de La Adela y la pujante localidad rionegrina de Río Colorado”.

“Y desmantelar el viejo puente de hierro sobre el Río Colorado es una forma de atentar contra el ordenamiento ambiental y turístico y destruir el patrimonio que singulariza el lugar.”

En 2016 el Senado de la Nación declaró Monumento Histórico nacional al viejo puente de hierro donde la actual senadora nacional Magdalena Odarda, fue la impulsora de la iniciativa.

Y en 2018 se sumó con las declaraciones la provincia de La Pampa.

La ley Nº 4.433, aprobada en 1ª vuelta el 04/06/2009, sancionada, 31/07/2009 y promulgada el 26/08/2009, en la legislatura rionegrina, estipula que en el puente de hierro declarado Monumento Histórico provincial, se debía “crear un sitio de referencia histórico-turístico en el que se exhibirá una cronología de la creación del mismo y su importante función junto a cartelera, fotografías y referencias históricas poniendo en valor el sitio.

Las autoridades de aplicación de la ley son el Ministerio de Turismo provincial y la Agencia Río Negro Cultura, las que requerirán de las áreas pertinentes del Ejecutivo los aportes técnicos y presupuestarios necesarios para la ejecución de las obras y puesta en marcha de las acciones.

Y los gastos que demande el cumplimiento de la presente, se imputarán a las partidas presupuestarias de Rentas Generales de la provincia.

Aunque a 10 años de la aprobación de la ley, hasta el momento está siendo incumplida.

De todos modos, el puente ahora peatonal, sigue cumpliendo la función de unir a los pueblos.

El puente carretero de hierro de una sola mano, fue inaugurado el 25 de mayo de 1909, en lo que era la vieja
traza de la Ruta Nacional 22.
El 19 de mayo de 2009 se cerró definitivamente el paso para los vehículos por la vieja estructura, ante el riesgo de eventuales derrumbes.
El aporte de los pioneros fue clave para construirlo

Según señala en sus libros históricos la licenciada Alicia Pulita, para la construcción del primitivo puente carretero, en la primera década de 1900, se movilizó el vecindario para interesar a la empresa del Ferrocarril Sud y quien sería, finalmente, la constructora.

En aquellas épocas en que los territorios nacionales eran considerados tierras lejanas para el poder central, y espacios secundarios, para la patria agroexportadora en plena expansión, los vecinos se reúnen y consiguen, con donaciones, más de la tercera parte del valor de lo presupuestado.

La Nación no lo financió en su totalidad ni tampoco la empresa, sino que esta obra se concretó por iniciativa de los pioneros de Río Colorado.

Desde 1909, cuando se inauguró el puente, permitió el acceso, no sólo de las personas, sino también de los animales, lanas y carga de la pampa central a la estación Río Colorado, la primera estación ferroviaria de la Patagonia que tiene comunicación directa con Buenos Aires.

Con la reconversión ferroviaria de la década del 90, la estación, que había desempeñado tan importante función en el transporte de nuestra producción hacia los centros de consumo e industrialización, perdió su antiguo protagonismo y actualmente está desmantelada y saqueada, como tantas otras estaciones a lo largo de la línea Buenos Aires-Neuquén-Zapala.

Desde que se concretó la actual traza de la ruta nacional 22, con la apertura del puente nuevo carretero de hormigón de doble mano, con amplias rampas, el viejo puente terminó cediendo su protagonismo, aunque no para las poblaciones de Río Colorado y La Adela que vive en ambas márgenes, que se comunican a diario masivamente, por salud, trabajo, educación y esparcimiento.












Últimos posts