@diarionecochea
Publicado:
13 de junio de 2018

Científicos argentinos desarrollan un plástico que extiende la vida útil de alimentos envasados




 
Expertos del INTI obtuvieron un innovador material que ralentiza el crecimiento de bacterias productoras del deterioro del jamón envasado. Crea una reducción del 38% de la carga bacteriana en comparación con una muestra similar sin envase antimicrobiano Por Víctor Ingrassia 12 de mayo de 2018 vingrassia@infobae.com  Compartir en FacebookCompartir   Compartir en TwitterTweet El INTI viene trabajando en los últimos años en el desarrollo de una nueva tecnología

Preservar las propiedades de los alimentos por más tiempo y en forma saludable para su consumo. Con esa meta, científicos argentinos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) buscaron desarrollar un nuevo material para alimentos envasados.

El objetivo: ralentizar el crecimiento de bacterias productoras del deterioro del jamón envasado. Así, el INTI viene trabajando en los últimos años en el desarrollo de una nueva tecnología basada en la incorporación de un "péptido antimicrobiano" en el material plástico.

En los últimos años se desarrollaron nuevas tecnologías para extender la vida útil y mejorar la calidad sanitaria de los alimentos. En este escenario, el Centro INTI-Plásticos, elaboró un producto que podría ser aplicable a la extensión de la vida útil de los jamones feteados y envasados.

El experimento del nuevo material se aplicó a jamones feteados

Técnicos del centro estudiaron la efectividad antimicrobiana de una película compuesta por polímeros biodegradables, y embebida con nisina, para su potencial aplicación como separadores de fetas de jamón cocido en envases flexible o termoformado.

Vanesa Molina, técnica superior en biotecnología en alimentos e integrante de laboratorio de investigación y desarrollo de materiales de INTI-Plásticos, afirmo que "el siguiente paso del desarrollo consistirá en evaluar su implementación a nivel industrial".

"La obtención de estos materiales antimicrobianos contribuye al desarrollo sustentable, dado que busca reducir o evitar el deterioro de productos alimenticios", explicó la especialista.

El plástico biodegradable y antimicrobiano obtenido en el INTI podría utilizarse próximamente para ser incluido en envases comerciales

El estudio se realizó durante cuatro semanas, en donde las fetas de jamón, separadas con las películas activas (tres películas activas con nisina por cada cinco fetas de jamón cocido), se envasaron al vacío de manera similar a las metodologías existentes en el mercado.

El resultado arrojó que en los envases de jamón con películas activas se produjo una reducción del 38% de la carga bacteriana en comparación con una muestra similar sin envase antimicrobiano.

El plástico biodegradable y antimicrobiano obtenido en el INTI podría utilizarse próximamente para ser incluido en envases comerciales como separador de otros productos trozados o feteados.