Quién es el experto en controles cambiarios que contrató el presidente del Banco Central

Jorge Rodríguez fue nombrado como asesor del directorio de la autoridad monetaria. Se lo señala como el artífice de los controles de cambios durante el kirchnerismo

Hombre de carrera en el Banco Central, fue ascendido hace cinco años por el entonces titular de la autoridad monetaria, Alejandro Vanoli, a gerente general de la entidad tras desempeñarse como gerente de Comercio Exterior. A principios de 2016, sin embargo, Federico Sturzenegger lo reemplazó por Mariano Flores Vidal.Conocido en el ambiente financiero como “el guardián de las reservas”, Jorge Rodríguez es el nuevo asesor del directorio del BCRA, contratado por su presidente Guido Sandleris, en medio de versiones que señalan que podría haber un mayor endurecimiento del cepo desde el lunes, ya que es considerado como una de las personas que más sabe de control de cambios de la Argentina.

Rodríguez será asesor en controles y autorizaciones de cambios, “ya que el BCRA de Sturzenegger había desmantelado todo el sector y hubo que reconstruirlo de urgencia. Está ayudando en eso”, confirman desde adentro del BCRA.

“Es asesor del directorio, a secas. Pero su expertise es Exterior y Cambios. La idea es tener un asesor que conoce del tema”, comentan fuentes del entorno del titular del Banco Central.

Mirá también:  Bernal: "Macri transfirió US$ 15.000 millones" de los usuarios a las empresas del sector

“Lo llamaron para ser más sofisticados. Es el que más sabe”, dice un ex funcionario del BCRA.

“Sandleris trabajó con Rodríguez en los ‘90 en el Ministerio de Economía, cuando el área Exterior se fue del BCRA a esa cartera. Mauro Alessandro, subgerente General de Investigaciones Económicas del Central, también trabajó con Jorge”, cuenta alguien que los conoce.

¿Se quedará en el próximo gobierno? Rodríguez es asesor de Guido (por Sandleris) y se tiene que ir con Guido. Algún otro tendrá que nombrarlo si quiere que se quede”, informan las fuentes sobre ‘el guardián de las reservas’.

“Si hay ballotage a lo mejor ganamos reservas”, se ilusionan en el Central, mientras barajan cómo podría ser un cepo más fuerte: “Podría ser bajar a 0 también la compra de divisas.  Podría haber doble mercado. Podríamos hacer muchas cosas. Pero veremos”.

“Hubo un primer intento de poner el cepo al dólar dos días después de las PASO y Macri lo bajó, y recién se implementó en septiembre”, describe un funcionario del equipo económico.

Mirá también:  Todo lo que vas a poder comprar afuera sin pagar "Dólar turista": qué incluye

Según cuentan fuentes del BCRA, la implementación del cepo habría provocado que Horacio Tomás Liendo, director del Banco Central, presentara su renuncia. Sin embargo la misma aún no ha sido aceptada por el presidente Mauricio Macri.

“Está a la espera que le acepten la renuncia. Se irá a la casa supongo. Volverá al sector privado”, confirma alguien que trabaja con él. “Es un gran profesional y mejor persona. Fue muy útil su trabajo acá. Nadie quería que se fuera, pero no logramos convencerlo de que se quedara”, agrega la fuente.

“Todavía no se fue, pero está en eso, no creo que vaya a ningún otro puesto del Estado”, confirma una segunda fuente consultada que trabaja con él, siempre con la condición del off the record para evitar roces con este abogado egresado de la Universidad de Buenos Aires, que obtuvo el título de Máster en Leyes con distinción en la Universidad de Georgetown.

Liendo realizó, además, el Programa de Desarrollo Directivo en la Business School de la Universidad Austral (IAE), y es especialista en derecho bancario y administrativo. Inició su carrera profesional en el estudio Marval, O’Farrell & Mairal, y luego trabajó como abogado interno en el ICBC durante ocho años y medio, hasta diciembre de 2015, cuando entró al Gobierno.

Mirá también:  Bitcoin: Argentina en el top 25 de países que más ganancias obtuvieron en 2020

Consultados sobre el tema, desde la oficina de prensa del BCRA no emitieron comentarios.

Horacio Tomás Liendo es hijo de Horacio Liendo, quien formó parte del “núcleo de acero” de cinco funcionarios que elaboró el régimen de Convertibilidad, integrado además por el propio Cavallo, el entonces jefe de asesores, Juan José Llach, el secretario de Economía, Carlos Sánchez, y el presidente del Banco Central, Roque Fernández.

Junto a Carlos Tombeur, fue el responsable del andamiaje jurídico de las medidas económicas de Cavallo y cumplió un rol relevante en la negociación con el Comité de Bancos Acreedores que desembocó en la renegociación de la deuda conocida como “Plan Brady”, presentada en abril de 1993 en el Palacio del Correo, hoy Centro Cultural Néstor Kirchner.

Fuente: El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *