Precios exorbitantes: 100% de aumento en algunos artículos

Los precios no paran de subir y la inflación ahoga a los consumidores , los valores con los que remarcan las cadenas de supermercados son una vergüenza.

Hay precios que realmente sorprenden, y la gente se pregunta si realmente la inflación es tal, y los porcentajes que manejan los datos oficiales superan la realidad cuando vas al super.

Hoy comprar un frasco de café, un detergente para la ropa o algún otro artículo ya superan los $1000.

Más de $300 el café instantáneo el detergente para ropa $478, ambientador electrónico $900 y asi un sin fin de productos que no pertenecen a la canasta familiar pero sí, que se consumen habitualmente

Mientras se espera por el dato oficial de la inflación de septiembre, octubre arrancó recargado. Los precios de alimentos en las góndolas de supermercados ya aumentaron este mes hasta un 30 por ciento y dejaron sin efecto el plan que lanzó el gobierno de Mauricio Macri para que la devaluación del peso no se sintiera en los bolsillos eliminando el IVA a productos básicos.

             

Fuentes de cadenas de hipermercados, supermercados provinciales y de comercios de cercanía coincidieron en que hay productos como las cervezas que se remarcaron el 30% este mes; los fiambres lo hicieron un 20%, al igual que las empresas lácteas como Danone y La Serenísima, y Arcor subió toda la gama de productos un 10 por ciento.

El nuevo impacto en el bolsillo de los consumidores tuvo como antecedente a dos bienes esenciales de la canasta básica como el aceite y la harina, que subieron 10% a fines de septiembre, lo que se ve reflejado en todas las cadenas, autoservicios mayoristas, almacenes y supermercados chinos. Las empresas que subieron habían sido Molinos y Molinos Cañuelas.

Asimismo, para el caso de las panaderías, insumos como la levadura se remarcaron 40% en las últimas tres semanas, como así también las margarinas y grasas. En todos los casos, son incrementos planificados desde el 13 de agosto (dos días después de las elecciones PASO), fue el singular planteo que recibieron en el retail, dando a entender que la devaluación producida el pasado 12 de agosto sigue causando estragos con el traslado a góndolas.

Un dato preocupante también para el Gobierno es que tanto la harina como el aceite estuvieron alcanzados por la rebaja del IVA a 0%. Esto significa que su efecto quedó “sepultado” con las nuevas listas de precios que ya están en manos de todo el universo comercial. En el caso del aceite, tenía un impuesto al valor agregado de 21%; y en la harina, del 10,5%.

La reducción del IVA en algunos productos básicos de la canasta familiar quedó “chica” frente a los sucesivos aumentos que se vienen sucediendo desde la devaluación del 12 de agosto.

“Desde la disparada del dólar, posterior al 11 de agosto, los precios no pararon de aumentar, con un traslado casi automático entre el 10 y el 15% a toda la línea de alimentos, bebidas, limpieza o perfumería. Pero quedaron aumentos retenidos por parte de los mayoristas o productores, que se refleja habitualmente en los índices de precios al por mayor”, afirmaron.

Compartí esta nota:
Suscribirse
Notificación de
guest
1 Comentar
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
eduardo guzman

Consecuencias de anunciar controles de precio 45 dias antes de asumir……..esto es mas viejo que andar a pie……todos se cubren antes del congelamiento……