La causa Rubio: “NI EXITOS NI TRIUNFOS, SOLO HAY CRUELDAD”

LA CAUSA “RUBIO” Nota del Dr Trigo
 
Gente, ante todo buenas noches y como siempre vamos a lo primero.
1) la citación y la declaración del imputado.
Por un lado y como ya saben, desde la Fiscalía se decidió que con los elementos de prueba y cargo que hasta hoy se acumularon, era momento de citar al imputado para que preste declaración en la causa en los términos del ARTICULO 308 del código procesal penal. Es lo que en el proceso ante los jueces nacionales y federales conocemos como declaración INDAGATORIA.
También saben que no hay que confundirse: esta declaración es el acto procesal de DEFENSA más importante para el imputado (en realidad es el primer acto de defensa).
Tal como adelanté ayer y como esperábamos, el imputado se presentó y decidió hacer uso de su derecho a guardar silencio, a NO declarar.
Aquí tengo que aclarar que una persona imputada de un delito puede ejercer el derecho a presentarse a declarar cuantas veces quiera y cuando lo decida, siempre antes de la sentencia claro. Y no significa nada más que eso, la posibilidad de ejercer ese derecho.
Pero la Fiscalía ya cumplió la etapa procesal. Salvo por algún motivo excepcional se no lo debe volver a citar para este acto.
2) ¿Cómo sigue el proceso?
Recién ahora comienza la “oposición” o la “confrontación procesal” con el imputado y la defensa técnica. Recién desde ahora podemos llegar a ver algún tipo de estrategia procesal.
Las instancias que se abren ahora son variadas y todas van a estar condicionadas por la actuación que decida esa defensa y el imputado.
Legalmente podemos encontrarnos frente a propuestas diferentes, que tienen que ver con la mediación penal o con la suspensión del juicio a prueba entre las posibles “salidas alternativas” que la ley pone a disposición de una persona imputada penalmente.
La más esperada de las alternativas es, claramente, el pedido de elevación a juicio. Este acto está a cargo de la Fiscalía y lo controla el Juzgado de Garantías.
He visto algunas discusiones, publicaciones y me han llegado consultas de personas preocupadas que tienen que ver con interrogantes sobre los tiempos y plazos, la prescripción, etc., todas cuestiones que habitualmente no se saben porque no hay obligación de saberlas; lo malo es cuando aún sin saberlas se opina y se confunde (con o sin la intención de hacerlo).
En causas que tienen que ver exclusivamente con actos de maltrato o de crueldad contra Animales No Humanos, la acción que nace del delito es de carácter público y el plazo de prescripción de esa acción es de dos (2) años que se computa, en principio, desde la medianoche del día en que ocurrió el hecho. Pero una vez iniciada la acción, por ejemplo porque se radicó la denuncia, existen actos procesales que interrumpen ese plazo de prescripción y se comienza a computar nuevamente desde ese acto.
¿Por qué explico esto?
Porque precisamente la declaración indagatoria es uno de esos actos interruptivos, por lo tanto desde ayer comenzó nuevamente a contarse el plazo de esa prescripción.
También desde ayer comenzaron a correr otros plazos como el de cuatro (4) meses que tiene la Fiscalía para concluir la investigación, que podrá ser a su vez prorrogado. Esta es, fundamentalmente, una de las razones por las que siempre sostuve que no era parte de mi apuro la citación por el artículo 308 (indagatoria), porque cuanto antes se hiciera más rápido comenzaría a correr el plazo para “terminar” la investigación penal.
Las defensas técnicas tienen sus estrategias; los particulares damnificados debemos tener las nuestras, siempre con la ley, siempre con el respeto a la contraparte, siempre dentro del debido proceso, sin violentar garantías.
3) ¿Qué objetivo perseguimos?
Personal y profesionalmente no tengo otro más que transitar TODO EL CAMINO necesario (con las piedras y grietas incluidas y aunque sea el más extenso) hasta llegar a una sentencia judicial justa, a un debate oral en el que se puedan desplegar todos los fundamentos de cada parte para que verdaderamente se “administre Justicia” en el caso.
Desde hoy dejo expreso que ninguna posibilidad de mediación penal existe, al menos, con este abogado: RUBIO (como ningún otro A.N.H.) NO es un elemento de cambio.
Y en este punto aclaro que, aún cuando recaiga una sentencia ejemplar que es el norte, no podré (al menos personalmente) hablar de éxitos, de triunfos, de celebraciones. Insisto en que la sociedad ya perdió; Rubio ya perdió, y perdió demasiado como para poder sentir “alegría” por el final que pudiera tener el proceso. Si atravesamos un proceso penal es porque llegamos tarde, y eso no me pone contento, no me enorgullece. Sí dará más fuerza para seguir intentando el cambio.
_______________________________________________________________
EL COMPROMISO Y LA POSICIÓN FIRME:
Reitero, y no me cansaré de hacerlo, que mi compromiso es con Rubio y las personas humanas que están con El, a su lado y detrás de su alma y su memoria.
Nada ni nadie me moverá de ese sendero.
También repito que no debemos ser parte de una pelea, de una batalla que a ningún lado nos lleva más que a la confusión.
Cada persona es libre, así como queremos que cada Animal No Humano sea libre.
Esa libertad incluye la de creer, dudar, desconfiar, seguir a alguien o no hacerlo, participar de un grupo o de otro, nadie debe obligar a nadie, nadie debe imponer nada.
Las conductas humanas dejan huellas. Que las nuestras no sean la misma violencia que queremos erradicar.
Lo vuelvo a decir: van a oir y leer más, mucho más, probablemente, de lo que han oído y leído hasta ahora.
A todo lo de antes ahora también se le reprocha a un abogado (a mi) no haber filmado al imputado cuando salía de declarar. Más allá de mi posición particular al respecto, esa no es función de un abogado; pero tampoco lo es recoger esa crítica y encender una mecha.
Por eso, esto es sólo un pedido, quizá uno más. No caigamos en la confrontación entre particulares, no gastemos esas energías en pelear por las redes sociales (mucho menos en la realidad).
Oir y leer algo que no nos gusta es parte de esto, es parte del camino a transitar, es parte de los cambios que tenemos que buscar y lograr, es parte de lo que seguro hasta el propio RUBIO nos propone o nos exige. Una agresión no siempre justifica una respuesta, menos una respuesta a su vez agresiva. Muchas veces la agresión debe morir sóla, enfrentada sólo a la ignorancia, a la indiferencia.
Esta será siempre mi posición, este será mi única recomendación:
No hay que silenciar este grito; no hay que bajar los brazos; no hay que declinar en el pedido masivo, pacífico y respetuoso, pero concreto y constante; no hay que dejar que se debilite una lucha que debe ser firme.
NO VAN A CALLAR LA VOZ DE RUBIO.
NO van a callar la voz de los Animales No Humanos.
#LasVíctimasNoSeTocan
Compartí esta nota:
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios