Rojas verificó la puesta en marcha del pozo de agua que abastecerá a la zona Parque

“Hoy nos toca trabajar en la urgencia”, explicó el Intendente sobre la grave situación que atraviesa el sistema que provee del recurso a las localidades de Necochea y Quequén, y que comienza a dar signos de mejoría con los arduos trabajos que se afrontaron desde la actual gestión de gobierno.

El intendente Arturo Rojas estuvo recorriendo esta mañana la obra que se llevó a cabo en la intersección de calles 101 y 36, que se tradujo en la puesta en marcha de un pozo de agua que alimentará a gran parte de la zona del Parque de Necochea y aliviará el sistema, beneficiando indirectamente a otros sectores de la ciudad.

Secundado por el ingeniero Marcelo Gómez, director de Infraestructura de la comuna, el máximo mandatario agradeció el gesto de la empresa “Ortiz Perforaciones”, que se puso al hombro el arduo trabajo de normalizar la red, aún con una gran deuda impaga, contraída por la anterior gestión.

“Nos tocó asumir y declarar la emergencia en la provisión de agua potable en el Distrito, ya que nos encontramos con catorce pozos fuera de funcionamiento”, recordó el jefe comunal al comenzar la supervisión, señalando ese déficit como el causal del faltante de presión en diversas zonas.

Sobre la planificación de este accionar, Arturo Rojas detalló que “todavía restan algunos para completar la totalidad, pero hemos tomado la decisión de poner en funcionamiento pozos nuevos en zonas importantes”, afirmando que “hoy nos toca trabajar en la urgencia” y, una vez solucionada esta problemática, “tenemos que empezar a trabajar en el recambio de cañerías, en una planificación a mediano y largo plazo”.

Ante la inquietud de algunos vecinos que observaron derrames en los alrededores del nuevo pozo, Diego Ortiz, titular de la empresa contratada a tal fin, indicó que “cuando se construye una perforación hay que drenarla de todas las impurezas, y eso lleva un poco de tiempo en el cual se bombea agua para limpiarla y poder vincularla a la red”, aumentando así la presión en las cañerías.

Tras especificar que esta construcción beneficiará específicamente a la zona comprendida entre las calles 91 y 117, entre las avenidas 10 y 41, el empresario local terminó agradeciendo la confianza depositada en su trabajo. “Nos vamos a poner el overol para dar una mano a la ciudad” y así “intentar terminar, de una vez por todas, con el faltante de agua en la ciudad”, finalizó.

Compartí esta nota:
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios