Emergencia sanitaria ante el coronavirus: ¿y los monotributistas?

Muchos son los monotributistas que se ven afectados por el impacto que generó la baja de sus actividades laborales por el Coronavirus.

Eventos supendidos, que significa: Mozos, cocineros, fotógrafos, reposteros y otras actividades como remises, fletes, trabajadores independientes de la construcción, etc… todos los que viven de sus actividades, se les dificulta el pago de sus impuestos, para ellos, no hay medidas que los ayude, hasta el momento.

Según los datos de AFIP, en el país hay unos 3,2 millones de monotributistas (alrededor de 365.000 corresponden a la categoría social, quienes deben cumplir con una contraprestación laboral a cambio de un plan asistencial del Gobierno). Desde el 1 de enero pasado el monotributo registró un alza de 51% con respecto al 2019. Sin contar el social, las categorías van de $1955,68 por mes a $ 9451,93. En febrero, por la carga se recaudaron $2.350 millones, un alza del 42,3% interanual.

Hasta el momento la AFIP no modificó ni prorrogó los vencimientos de impuestos, pero, a diferencia del  monotributista de la clase media baja, sí hay un refuerzo de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

La realidad es que, la mayoría de los monotributistas no cuentan con ahorros, tienen compromisos de alquiler, cuotas del colegio de sus hijos y/o algunos créditos pendientes. La pregunta es: ¿cómo se van a sostener y van a poder cumplir con los compromisos pendientes?, porque otra certeza es que no se puede cumplir con las obligaciones sin generar ingresos.

El grupo Monotributistas Organizados así como trabajadores precarizados y cuentapropistas, lanzaron un petitorio por la plataforma Change.org pidiendo al Gobierno «medidas de emergencia«.

En el texto recuerdan que a fines de febrero estuvieron con los funcionarios de Trabajo Adrián Perrone y Alberto Tomassone, quienes se «comprometieron a avanzar en nuestra problemática». En ese entonces las urgencias que determinó el Convid-19 no existían, ahora, es una preocupación más.

El petitorio incluye, entre otros puntos, la bonificación del monotributo en su totalidad durante la cuarentena para monotributistas sociales y de las categorías A, B, C y D; un seguro de desempleo para monotributistas independientes y licencias pagas para quienes están contratados en relación de dependencia encubierta pertenecientes a las categoría social y A, B, C y D mientras dure la emergencia sanitaria y la «cobertura inmediata e irrestricta por parte de las Obras Sociales a monotributistas, cualquiera sea su actual situación fiscal».

Económicamente esto es insostenible; las medidas que se tomaron son insuficientes, muchísima gente quedó afuera como monotributistas y dueños de empresas, ¿cómo van a hacer los privados para cumplir lo que deben pagar?. Es imposible, si no se avanza en ese terreno terminamos con una catarata de concursos y quiebras, con un coronavirus económico.

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios