La familia de Alfredo Marcenac acerca de las excarcelaciones “sentimos que la justicia en este país no existe”

En el día de ayer, viernes 1 de mayo, entrevistaron a la familia de Alfredo Marcenac, el joven que se había ido a estudiar a la Ciudad de Buenos Aires y fue asesinado el 6 de julio de 2006. Su padre, Adrián Marcenac participó en una videollamada por el canal de streaming de LA NACION junto a otros familiares de víctimas tras las controvertidas excarcelaciones concedidas en todo el país a reclusos detenidos por diferentes delitos graves, debido al operativo de protección civil por el avance del coronavirus.

La familia de la víctima analizó todo el camino que tuvieron que recorrer a través del sistema judicial para evitar que el asesino de Alfredo saliera en libertad, y dijeron a LA NACION: “Pienso en esta situación con dos palabras, desamparo y fragilidad. Desamparo frente a un sistema judicial que no responde a las demandas de las víctimas. Muchas veces sentimos que la Justicia en este país no existe. Y cuando los procesos terminan, tenemos que actuar como contralores de un sistema ineficiente. Eso nos pone en una situación de fragilidad extrema”.

“Esta situación coyuntural puso en evidencia un problema estructural serio que tiene nuestro país así como también nuestro sistema carcelario y penal de los cuales hoy lo que se ve es al Poder Judicial y Poder Legislativo culparse unos a otros y sacarse las responsabilidades, en este caso, las responsabilidades es de los dos, porque el hacinamiento de las cárceles sale ahora a la luz, pero es un proceso que viene dese hace muchos años y son responsables: el Poder Ejecutivo por no tener la cantidad de cárceles adecuadas con los lugares adecuados y de Poder Judicial por tener montones de presos con procesos interminables sin ninguna sentencia firme”.

La periodista les consultó sobre la Ley de víctimas, que refiere a que sean escuchadas ante cada decisión que implique la extinción o suspensión de una acción penal.

El padre de Alfredo, Adrián Marcenac dijo que en el caso de ellos, “El proceso judicial nos tomó 10 años, recién en estos últimos dos años nos sentimos escuchados, sin embargo” vemos que pareciera ser que la justicia no toma ninguna decisión conceptuada, en este caso, no consultan a las víctimas y ni siquiera a sus pares dentro del sistema judicial, las decisiones, parecerían ser de régimen militar; se toman de arriba para abajo, se acatan y nadie tiene posibilidad de discutir o consensuar”.

“Por lo menos desde el sentido común, lo mínimo que podríamos exigir es que el poder judicial, antes de tomar decisiones de este tipo, no solamente consulten a las víctimas sino también entre pares, eso facilitaría mucho el proceso, pero evidentemente no está pasando. Tenemos una situación que lleva a un montón de violadores a la calle, encima cerca de la víctimas, eso realmente es lamentable”

Por último puso en claro “lo que debemos hacer como ciudadanos argentinos es pedirle a la justicia que vuelva atrás esta medida y que tanto los asesinos como los violadores vuelvan de nuevo a la cárcel”.

Compartí esta nota:
Suscribirse
Notificación de
guest
1 Comentar
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Josema Abete

Nunca es tarde . . . pero ésto viene desde el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner, quienes pusieron en la Suprema Corte de Justicia a un amoral y proxeneta que provenía del proceso como es Eugenio Zaffaroni, transformado en el campeón de los DDHH de los delincuntes, y lamentablemente con muchos discípulos en la justicia