El paciente cero recibió el alta pero no descartan más contagios

Tiene 70 años. Hasta el momento, hubo 23 personas infectadas, pero restan conocerse resultados de más testeos.

Hace menos de una semana Necochea fue víctima de un brote de coronavirus. Los motivos se fueron esclareciendo con el correr de las horas y se determinó que el llamado «paciente cero» había estado internado en un Sanatorio de CABA y al no cumplir con los protocolos de aislamiento previstos para aquellos que vienen de otras localidades provocó una red de contagios.

Las versiones con respecto al motivo por el cual este individuo viajó a Capital fueron variando con el correr de los días. En un principio se decía que el hombre había tenido que viajar para someterse a una operación, luego se supo que había estado internado en el Sanatorio Guemes por otro motivo. Diario Necochea se comunicó con este nosocomio y allí confirmaron que el paciente había concurrido por una angina de pecho.

Al parecer, el hombre comenzó a sentirse mal durante su recorrido en Capital y fue entonces cuando concurrió a la institución. Entonces ¿por qué viajó hasta allá? Según distintas versiones, el paciente que importó el virus habría emprendido su viaje con el objetivo de comprar insumos sanitizantes como alcohol, alcohol en gel, guantes de látex, barbijos. El problema es que los productos estaban adulterados y no eran aptos para su uso.

Aparentemente, el accionar del ya famoso «paciente cero» no resultó ser muy solidario ni menos desinteresado, ya que posteriormente, el intendente Municipal, Arturo Rojas, dijo en una entrevista que el hombre había viajado por negocios. 

El portador del virus cambió sus planes y regresó a Necochea, lugar en el que estuvo rápidamente en contacto con varias personas (como es de público conocimiento), también se sabe que su yerno lo acompañó a Buenos Aires, que afronta los mismos cargos, este último ademas regresó a la ciudad y no cumplió ninguna medida preventiva. Todavía se desconoce si el permiso que presentaron en los controles de ruta es legal.

Por lo que se ve, la “camaradería” y el compañerismo entre suegro y yerno hace que también compartan sus actividades laborales.

El avance de la investigación iniciada contra el denominado «caso cero» se tornó cada vez más confusa, debido a que esta persona no es un vecino más de barrio, sino el presidente de COSEDIS, (Consejo Seccional de Discapacidad) y su yerno el vicepresidente.

Esta organización busca ayudar a gente con discapacidad a insertarse en actividades recreativas y en el ámbito laboral, y por ese motivo se relacionan con varias entidades municipales, provinciales e incluso nacionales. Lo cierto es que hay poco o nulo registro de los integrantes de esta organización ya que, por ejemplo, no hay fotos que lo certifiquen.

Medios de radio, diarios locales y nacionales les han consultado sobre las actividades específicas que organizan para cumplir con los objetivos planteados, sin obtener respuestas concretas. En pocas palabras, parece que hace muchas cosas, y tiene muchos proyectos a desarrollar, pero no hay registro a pesar de que «hace más de 10 años que están trabajando».

Su sitio web no funciona, mientras en su página de Facebook, se puede encontrar alguna que otra propaganda, fotos y videos de famosos promoviendo la institución. No obstante, no se encuentran imágenes de las personas a las que dicen ayudar, ni datos puntuales sobre las actividades que realizan. Todo es, cuanto menos, dudoso y confuso.

Para culminar, es sabido que el mismo Municipio y hasta los comerciantes le iniciarán acciones legales, y quizás a esta altura, la línea entre lo público y lo privado se desdibujó completamente cuando el accionar de uno afectó a todo un pueblo. Lo que iba a ser un gran negocio para algunos terminó generando el miedo y la desesperación de miles.

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
4 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Guillermo

Por lo menos tendrían que ir en cana. Tienen varios argumentos para meterlos adentro un tiempo

Marcelo

No carguen las tintas con este personaje. No sé olviden que en el último censo resultó que la mayoría de los votantes decidido chocar nuevamente con la misma piedra . Kk para todos y todas. Le perdonan la multa a Moyanito pero ni hablar de bajar impuestos. Que encima les dicen solidarios. Y ni hablar del saqueo a los jubilados. Son peor que cualquier virus.

Olga

Si hacemos una colecta para este «señor?» Pobre imagínense lo mal que se sentirá! Le arruinaron el negocio!

Wilmar valdez

Uh q lástima q salió de alta