La causa por la fiesta clandestina en Necochea pasó la Justicia Federal

Avanza la denuncia que involucra al intendente de Necochea, Arturo Rojas, acusado de protagonizar una fiesta clandestina en una casa junto a otros funcionarios locales en pleno contexto de cuarentena. La causa cayó en manos de un juzgado federal, tras pasar de manera inicial por la justicia bonaerense.

Se trata del hecho que tuvo como protagonista al propio jefe comunal, a empleados y funcionarios locales, así como también a un corredor de TC, Juan Bautista De Benedectis.

Según se detalla en el parte policial, tras un llamado al 911, los presentes en el domicilio ubicado en calle 101 y 30 se encontraban “completamente alcoholizados”.

La noticia se conoció a fines de abril, cuando se hizo pública la denuncia por la presunta detección del Intendente rompiendo la cuarentena para concurrir la fiesta en cuestión. Allí, sostienen que las fuerzas de seguridad encontraron ente alcoholizada, entre quienes se ubicaban funcionarios locales.

Ahora, la denuncia que había sido radicado en la fiscalía provincial “declinó” y consideró que la causa debía ser investigada por la justicia federal.

La acusación, surgida como resultado de la denuncia de una vecina local, generó impacto mediático en su momento, sin embargo, tanto el intendente como los miembros de su partido, FE, aseguraron que se trató de una “opereta política”.

3 thoughts on “La causa por la fiesta clandestina en Necochea pasó la Justicia Federal

  1. Las antenas de celulares tienen el registro de que todos esos estaban en la misma área. Ademas que es sabido que el Rojas se junta de parrandeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.