Los beneficios de contratar un seguro de vida

En los últimos años cada vez hay más demanda y oferta de seguros de vida. Es que, contratar uno para estar protegidos frente a eventualidades es una inversión que cada vez más personas tienen en cuenta.

El objetivo de contratar un seguro de vida es que los allegados y/o familiares más directos del asegurado cobren un dinero en el caso de que a éste le ocurra algún imprevisto y no pueda continuar generando ingresos. Es por esta razón que los primeros interesados en contratar un seguro de vida, casi siempre son los miembros que económicamente aportan más en el núcleo familiar.

Además, si bien por ley los empleadores deben ofrecer de manera obligatoria un seguro de vida a sus empleados, muchas veces no es suficiente para las necesidades del empleado o su grupo familiar; y contratar uno personalizado, con un alcance más amplio, se vuelve una alternativa inevitable. Por otro lado, hoy parte de la población no tiene un trabajo en relación de dependencia, sino que trabaja de manera independiente y para ellos, la contratación de un seguro de vida puede ser una gran estrategia para evitar dolores de cabeza ocasionados por imprevistos y sobre todo para evitar gastos extras de dinero.

Mirá también:  El PAMI incorpora un número de Whatsapp para responder sobre servicios y trámites

Es importante tener en cuenta que adquirir un seguro de vida es una inversión para que las personas o familias se sientan seguras a largo plazo, en el caso de que ocurran situaciones que no se pueden prever, pero muchas veces éste no se utiliza y la cuota se tiene que pagar sin falta cada mes.

Teniendo en cuenta este factor, las aseguradoras tienen planes para ofrecer a sus clientes: desde seguros de vida que cubren las más amplias eventualidades, hasta seguros enfocados en accidentes personales más específicos. El Seguro de Vida brinda un amparo económico al núcleo familiar o a la persona que lo necesite frente a circunstancias imprevistas. En cambio, el Seguro de Accidentes Personales, ofrece asistencia frente a situaciones complejas e inesperadas, e incluye por ejemplo la cobertura de gastos por hospitalización o el reembolso de gastos médicos que puedan realizarse de manera inesperada a raíz de, por ejemplo, un accidente.

Mirá también:  El Papa llamó al diálogo y dijo "estar cerca del querido pueblo de Cuba en estos momentos difíciles"

Además, los seguros pueden ser también contratados para el uso periódico ya que existen algunos planes que incluyen atención médica a domicilio, medicamentos a domicilio, y hasta traslados en ambulancia en el caso de alguna patología que lo requiera.

La diferencia con los seguros de vida laborales

Hay personas que prefieren no contratar un seguro de vida porque consideran que es suficiente con el seguro de vida obligatorio que los empleadores deben proveer a sus empleados en relación de dependencia. Pero es necesario saber que ese seguro solamente tiene validez mientras el empleado conserve su trabajo, y muchas veces los alcances del mismo varían según la aseguradora.

En este sentido, es importante leer siempre la póliza del seguro, punto por punto, e incluso la letra chica, para asegurarse de que no haya inconvenientes en el futuro. A veces, muchas personas optan por complementar el seguro que su empleador le ofrece con otro más amplio y personalizado, y priorizar su tranquilidad y la de su familia en su día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.