Marcharon pidiendo justicia por Ana María Rivero

Unas 60 personas se movilizaron esta tarde desde la rotonda en diagonal San Martín y calle 59 hasta la casa de Fernando Beretta, donde hicieron oír sus reclamos de justicia.

Vecinos autoconvocados, familiares y amigos marcharon pacíficamente en diagonal San Martín y esquina 59, lugar donde hace exactamente dos semanas, Ana María Rivero y su hijo Nicolas D’Annunzio estaban esperando el semáforo y fueron atropellados por Fernando Beretta de 63 años, quien conducía con 2,45 de alcohol en la sangre.

Nicolas tuvo que ser internado pero afortunadamente no sufrió graves heridas, sin embargo, su madre de 58 años no tuvo la misma suerte ya que hasta el día de hoy se encontraba internada con graves heridas producidas por el accidente y terminó con el fatal desenlace de su fallecimiento.

Cabe aclarar que Beretta se encuentra en libertad, hecho que causa mayor indignación, «esto fue un atropello de la vida con 2,45 de alcohol» expresó Nicolas ante los medios presentes, para resaltar que «nadie investigó de dónde venía(…)seguramente se reunió con gente» señaló.

Por otra parte, D’Annunzio se manifestó indignado con las autoridades locales y pidió que reflexionen «Basta de cubrir a esta gente, acá en Necochea se tapa todo, por eso no progresamos, porque hay 30 o 40 mafiosos que manejan todo y nosotros somos rehenes de ellos» declaró.

Más tarde, se transladaron a la casa del conductor del Volkswagen Voyage donde se escucharon varios reclamos de justicia y también se oía que le gritaban «borracho» en varias ocasiones.

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios