Piden que los concejales recuperen el rol de representatividad

Foto: archivo

Después de ver y escuchar los vaivenes Políticos en general y en el Honorable Concejo de Deliberante en lo particular, soy de los que aún creen que así como una casa no se le puede hacer el techo sin tener primero los cimientos, de igual forma la democracia y el bienestar del país se construye de abajo hacia arriba, por eso en la medida que a los municipios les vaya bien, le ira bien a la provincia y si a las provincias le va bien, le ira bien a la Nación.

A mi modo de ver, estamos en una etapa de la democracia donde solo nos queda la denominación, porque en la práctica estamos ante una anarquía, donde cada uno hace lo que se le antoja, como si hubieran comprado la banca en que están sentados, olvidándose que dentro de esa lista a la cual representaron en las elecciones que los llevo a ocupar el cargo, hay más personas que pueden llegar a interpretar la idea original que les dio la oportunidad de tener hoy ese Honorable título.

Democracia es el sistema por el cual el pueblo gobierna a través de sus representantes, los cuales obtienen legitimidad por acción del voto popular, condición esta que carece de entidad cuando toman decisiones unipersonales, cambiando así lo que el conjunto de la sociedad ha votado.

La representatividad que les otorgó el pueblo ya no existe, no representan la ideología de la ciudadanía, sino por el contrario su propio interés, transformándose así en, soberbios, demagogos y omnipotentes que creen tener la verdad absoluta, quedándose en ese lugar por ambición, y nada les importa la opinión de la gente que los llevo a ocupar ese puesto.

Por supuesto que seguro no todos son así, no pongo a todos en la misma bolsa, pero estos últimos pasaron a ser la excepción a la regla, y es por eso que hablo en forma genérica, al que le quepa el sayo que se lo ponga.

Hace una año atrás, julio de 2019 en el HCD había diez (10) bloques políticos, en las elecciones de 2015 y 2017, habían incorporado concejales 3 fuerzas políticas en cada una de las contiendas, esto da un total de 6 bloques, siempre que imaginemos que todos fueron partidos o alianzas diferentes, pero había 10 o sea un promedio de 2 concejales por bloque; un total disparate visto de la óptica de los resultados electorales de ambos comicios.

Eso no fue lo que eligió la gente, por más buena voluntad que ponga para tratar de interpretar cualquier momento político de la ciudad, jamás hubo semejante división en el electorado necochense, y hablo de la ideología de los votantes y no de políticos. Hay un detalle que a esta altura resulta casi irrelevante y que quizás no venga al caso, pero cada bloque que se forma tiene una secretaria que por supuesto paga el Pueblo de Necochea y no quien o quienes creen ser el o los nuevos portavoces de la ciudadanía.

Aunque las leyes o artilugios legales permitan estos movimientos, yo creo que están destruyendo la democracia, ese estado por el cual muchos de mis contemporáneos y de nuestros antepasados dieron la vida, para que hoy podamos jactarnos de llevar 36 años ininterrumpidos de libertad.

No fomento una rebelión, solo opino y digo en voz alta, que no podemos permitir que esto siga sucediendo, que en próximas elecciones no dejemos que las personas que se eligen para ocupar puestos en las listas de los diferentes partidos políticos o alianzas, se apoderen de la decisión popular como si tuvieran el conocimiento absoluto. No dudo de la capacidad intelectual de cada Concejal, pero por el bien de la democracia, tengan honor y grandeza como tuvieron nuestros ancestros y si no pueden debatir dentro de su bloque sus ideas, renuncien y en las próximas elecciones presenten al pueblo sus convicciones, para que este sea quien decida qué es lo que lo mejor para el distrito y no tomen decisiones unilaterales que afectan nuestro futuro como sociedad.

Luis Alberto Veccia

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios