¿Descontrol o desidia?: talan ejemplares de pinos sanos en el Parque Miguel Lillo

Hace aproximadamente una semana, comenzaron a hacerse virales imágenes del parque en las que se evidenciaba que varios árboles habían sido talados estando aún sanos y vivos. Los reclamos no se hicieron esperar.

Todo comenzó cuando algunos ciudadanos, que recorrían la zona de 10 y 109 en el Parque Miguel Lillo, observaron que algunos pinos que se encontraban en perfectas condiciones habían sido cortados. Ante ese episodio, los vecinos instaron a estar atentos y preparados para “proteger y movilizarse” ya que es el Municipio quien debe asegurar el cuidado de los espacios públicos.

A los pocos días, lejos de mejorar, la situación empeoró cuando varias personas detectaron más ejemplares de pinos talados y comenzaron a comentar en redes sociales cuestionamientos tales como “¿Por qué la Municipalidad corta árboles vivos habiendo tantos troncos secos señalados para su extracción? ¿DESCONTROL O DESIDIA?”, mostrando imágenes no solo de la tala sino también de una camioneta con el logo del Municipio cargando troncos (Facebook: Necochea Ambiental).

Mirá también:  Necochea superó la barrera de los 8000 casos de coronavirus

Por tales motivos, las agrupaciones “Compromiso Costero”, “El Parque no se Vende” y la “Asociación para la Conservación del Parque Miguel Lillo” efectuaron una recorrida por el lugar junto al ingeniero forestal José Garcés, quien pudo certificar que el corte fue sobre ejemplares vivos, ya que de las plantas cortadas todavía brotaba savia, dejando en evidencia que eran ejemplares vivos al momento del corte.

El sitio en el que se registró el mayor número de árboles talados se encuentra detrás del viejo molino eólico. Allí, según pudieron corroborar los ambientalistas, en un sector perfectamente sano del arbolado, fueron cortados brutalmente 85 pinos.

El tema se tonó rápidamente en preocupante, no solo por el hecho de que los talados eran ejemplares vivos, sino porque muchos vecinos presumen que esto podría ser obra de la misma comuna. De ser así, esta situación se tornaría aún más grave dado que quienes deberían fomentar la protección del pulmón más grande de nuestra ciudad serían quienes lo están destruyendo. La secretaría de Obras Públicas, puede remover árboles caídos o dañados por acción de la naturaleza, pero no puede talar ejemplares sanos.

Mirá también:  Más de 250 corredores animaron el Cross Country provincial en el Parque Miguel Lillo

Cabe destacar que desde los diversos grupos y asociaciones ambientalistas comenzaron a plantear varias ideas, por un lado hacer visible esta situación y reclamar que esto pare y, por otro, la posibilidad de realizar intervenciones como plantaciones a manos de los vecinos para reforestar espacios.

No es la primera vez que la gestión de Rojas es cuestionada por hechos dudosos ocurridos en la zona Parque. En el verano, luego de un incendio cuyas causas no fueron esclarecidas, la municipalidad abrió calles internas en el lugar. Esta situación puso sobre aviso a las agrupaciones que defienden la integridad del parque y gran parte de la población en general.

Ante la actual situación de tala, la viralización de las imágenes de la misma y las sospechas que esto genera, se espera que pronto se emita una respuesta oficial, que permita esclarecer (al menos en parte) lo sucedido.

5 thoughts on “¿Descontrol o desidia?: talan ejemplares de pinos sanos en el Parque Miguel Lillo

  1. Es preocupante caminar por el parque y ver la gran cantidad de árboles inclinados y quebrados. El parque es un atractivo fundamental de Necochea. En todos los grandes parques y superficies verdes hay un cuidado especial con gente idónea que plantea preservar y cuidar los ejemplares. Aquí parecería que estuviesen a la buena de Dios y desatendidos. Otra cosa, no se puede talar un árbol como si nada, debería haber sanciones ejemplificadoras para quien lo haga y si es por parte de un organismo tiene que dar cuenta de cada árbol que falte. Estamos destruyendo nuestro hogar, es inadmisible.

  2. Los pinos y eucaliptus caen con los vientos en cantidad por su crecimiento en altura debido a que están muy juntos y compiten por la luz. Además las raíces están en tierra arenosa. En muchas zonas están siendo reemplazados por laureles silvestres y, en mayor abundancia, por palmeras que siembran los pájaros en sus deposiciones.
    El problema más serio de deforestación se da en las veredas de la ciudad donde,con o sin razón, se han talado cantidad de árboles sin reponerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.