Carta de la hija de la necochense que falleció tras tener COVID

Hace dos días falleció en Necochea una mujer que había padecido coronavirus, Ester Alicia Ruiz, la noticia se hizo famosa en todos los medios y despertó dudas sobre las causas exactas de la muerte.

En el día de ayer, jueves 23 de julio, Alejandra, la hija de Ester escribió una carta y pidió que la misma se difunda para que toda la población sepa lo sucedido.

Carta con pedido de publicación

“Ester Alicia Ruiz de 68 años, mi madre, fue una paciente COVID 19 positiva, diagnosticada el día 30 de mayo de 2020 en el Hospital  Dr Emilio Ferreyra de la Ciudad de Necochea al arribar los resultados del hisopado realizado el día 28 de Mayo de 2020. Era una persona de riesgo no solo por su edad sino también por ser paciente diabética hace ya muchos años.

Estuvo aislada en su casa desde el día 30 de mayo, acompañada de su marido aún más mayor y también COVID- 19 positivo. Solo podíamos comunicarnos por videollamada y llamada telefónica, y rápidamente fuimos notando como su salud se deterioraba. Varias veces durante la semana nos comunicamos con el Hospital y personal médico del Container para pacientes con COVID, quienes se comunicaban con mi madre por teléfono para consultarle cómo estaba, cómo se sentía, si tenía fiebre… por teléfono! Mi madre y su esposo no podían ni leer el termómetro y pretendían que ellos solos se atiendan. Nos informaban que estaba depresiva y que por ello ya  no se levantaba de la cama.

Después de varios días de llamar y llamar, la ambulancia fue a su casa y los médicos la revisaron, dijeron que los síntomas que en ese entonces mi madre tenía, correspondían a una gastroenteritis y consecuencia de su diabetes.

Pasaron 2 días más, el marido nos comentaba por llamada que cada vez la veía peor, que mi  mamá ya no daba más. Es día 14 de junio de 2020 llamamos muchísimas veces al Htal pidiendo por favor que vayan a asistirla, luego de muchas llamadas la ambulancia asistió y determinó que había que internarla de inmediato, y que obviamente siguiendo con el protocolo del COVID no íbamos a poder verla.

En el primer parte médico nos informaron que estaba sufriendo una NEUMONIA, algunos médicos nos decían que era por la bacteria común de la neumonía y otros sostenían que era consecuencia del COVID. Los días pasaron, el cuadro fue empeorando y ella seguía internada, aislada sin poder ver a nadie, sola.

Mirá también:  Oriente: Pericias determinaron que la explosión donde murió una mujer fue por acumulación de gas

El día 1 de julio, el hisopado para COVID dio negativo, la pasaron a otra sala donde podíamos verla, estaba con oxígeno, ambos pulmones tomados, decían que estaba mejorando de todos modos, muy debilitada y desnutrida porque no se alimentaba. Estaba muy depresiva y sin ganas de nada.

Cuando parecía que mejoraba, de golpe el 4 de julio empeoró, la subieron a terapia intensiva desnutrida, con insuficiencia respiratoria e insuficiencia renal.  La intubaron porque sus pulmones, según los médicos, consecuencia del coronavirus, estaban colapsados y muy dañados sin poder respirar por ellos mismos.

Estuvo casi 21 días en terapia intensiva, dos veces la despertaron y le quitaron el respirador, pero la última vez mamá no resistió más.

Le realizaron una biopsia del tejido pulmonar, los resultados dieron negativo para cualquier otra bacteria. Los segundos resultados importantes, según los médicos, para el diagnóstico final nunca llegó.

Escribo esto para aclarar que mi madre falleció el día 22 de julio en Terapia Intensiva del Hospital Dr Emilio Ferreyra. Antes de infectarse por el coronavirus ella estaba bien, más allá de su diabetes no tenía otras complicaciones. Si bien al momento del fallecimiento mi madre no estaba más infectada por el virus, el virus fue quien destruyó sus pulmones, su cuerpo y su estado anímico.

Quiero agradecer a todos los médicos y personal sanitario del Hospital que hicieron lo posible para sacar adelante a mi madre, pero también quiero que quede claro que ella murió por los daños que el COVID hizo en su cuerpo. Hay que ser muy conscientes que no es una gripe y nada más, esto es grave y hay que generar consciencia colectiva y social. Nadie elige enfermarse, mi madre no lo eligió, a ella le costó la vida. Así que por favor sean conscientes y no sean irrespetuosos ni con los pacientes infectados ni con sus familiares.

Gracias”

Alejandra Pérez. DNI 22.115.992

4 thoughts on “Carta de la hija de la necochense que falleció tras tener COVID

  1. lamento mucho tu perdida irreparable…yo tuve una perdida hace poco tiempo, no importan los motivos (q se van con ellos ) queda tanto dolor q no se puede creer. fuerza Alejandra.

  2. En ningún momento se hacen cargo de su propia irresponsabilidad organizando el baby shower que le costó el contagio a la pobre mujer y otros varios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *