Siete cosas que aprendimos de los datos del delito en la provincia de Buenos Aires

Más de la mitad de las personas privadas de la libertad no tiene sentencia firme, el 43% son menores de 30 años y otras revelaciones del informe sobre la evolución del delito del Ministerio Público provincial.

El Ministerio Público de la provincia de Buenos Aires publica desde hace varios años el informe estadístico sobre la evolución del delito y su relación con las personas privadas de la libertad. Ahora se conocieron los datos al 31 de diciembre de 2019 que, si bien no reflejan la realidad de los meses de pandemia, nos permiten hacer algunas reflexiones sobre su evolución. O involución, según los casos.

Sin el filtro de líneas editoriales, el informe invita a pensar, entre otras cosas, en los motivos por los que se encarcela a las personas. Porque la política criminal de un Estado tiene que basarse en el análisis de los datos estadísticos, sin ceder a la tentación de responder en forma espasmódica a los acontecimientos que ocasionalmente toman estado público.

1.  Aumentó la población penitenciaria de la provincia de Buenos Aires

Al 31 de diciembre de 2019, 58.300 estaban personas privadas de la libertad en el territorio bonaerense, de las cuales 55.049 lo hacían en contexto de encierro (cárceles, alcaidías y comisarías) y 3.251, el 5,6%, bajo el régimen de prisión domiciliaria.

Significa un crecimiento interanual del 10%, partiendo de las 52.944 personas contabilizadas en 2018, y un aumento en la tasa de encarcelamiento de la provincia, que pasó de 308/100.000 a 336/100.000. Este último número supera con creces a la tasa de encarcelamiento de la República Argentina, que se ubicaba en unas 230/100.000, aproximadamente (no existen estadísticas oficiales).

2. La mayoría son jóvenes

No es ninguna novedad que la mayoría de las personas privadas de la libertad son personas jóvenes. El dato ratifica los estudios criminológicos que afirman esta tendencia.

El 43,9% (19.431 personas) tienen menos de 30 años, el 32,7% (14.465 personas) se ubican entre los 30 y 40 años, mientras que el 23,5% restante (10.409 personas) tienen más de 40 años de edad.

3. Más de la mitad de los presos no tiene sentencia firme.

El 41,7% (24.317 personas) están privadas de la libertad bajo el régimen de la prisión preventiva (mantienen la presunción constitucional de inocencia), el 10% (5.852 personas) lo están con sentencias condenatorias no firmes, mientras que el 48,3% restante (28.131 personas) lo están con sentencia condenatoria firme. Es para destacar que no se observan variaciones porcentuales en este rubro respecto de 2018.

4. El narcomenudeo es una cuestión de género

El 6,2% de las personas privadas de la libertad (3.598) son mujeres. Pero de ese total 1.599 (casi la mitad) se encuentran presas por narcomenudeo, a diferencia de la población masculina donde “solamente” el 13,9% (8.113 personas) están privadas de la libertad por la misma razón.

A mi criterio, este nivel de participación femenina en el comercio minorista de estupefacientes subraya la relación de las mujeres con las economías de subsistencia. Se torna cada vez más imperioso tener una legislación que contemple de modo especial estas situaciones.

Otro dato a señalar es que actualmente hay 50 mujeres que conviven con 53 hijos o hijas pequeños en contexto de encierro.

5. Los departamentos judiciales con más y menos encarcelados

El conurbano aporta un 81,1% del total de las personas privadas de la libertad en territorio bonaerense (47.255 personas). El departamento judicial con más encarcelados es el de Moreno-General Rodríguez, con una tasa de 593/100.000 (casi duplicando a la tasa provincial), seguido por Mercedes (446), San Martín (396), Dolores (388), Lomas de Zamora (363) y San Isidro (327).

Entre las jurisdicciones con menor tasa de encarcelados se ubican Junín (202), Bahía Blanca (219), Trenque Lauquen (22) y Necochea (231).

6. Creció el arresto domiciliario

A fines de 2019 había 3.251 personas con arresto o prisión domiciliaria, un crecimiento del 14% respecto de 2018.

Los departamentos judiciales con más personas en ese régimen son San Nicolás (25,1%), Necochea (22,3%) y Pergamino (21,7%). Los que menos apelan a esta posibilidad son los que tienen mayor tasa de encarcelados: San Martín (1,1%), La Matanza (1,8%), Morón, (2,4%) y Lomas de Zamora (4,1%).

7. Los delitos más frecuentes son contra la propiedad

Los datos coinciden, en términos generales, con la percepción popular respecto de los delitos que más se cometen en la provincia de Buenos Aires: 42,9% de la totalidad de los delitos son los que afectan la propiedad (robos y hurtos en sus distintas modalidades), seguido por los delitos contra las personas (lesiones y homicidios), que representan el 19,9% de los casos, contra la seguridad pública, con un 17,8% (en este segmento el narcomenudeo ocupa un 13,9% de los casos) y contra la integridad sexual, con un 11,5%.

No existen variaciones significativas respecto de 2018: propiedad 45%, personas 21%, seguridad pública 17% e integridad sexual 11%.

Por Mario Juliano

Fuente: Cosecha Roja

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
1 Comentar
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Quequenense

Todo lo que pueda decir este Juez saca chorros, violadores y drogones puede ser considerado incitación a la delincuencia porque lo único que sabe hacer es preocuparse por los delincuentes, jamás lo vas a escuchar defender a las victimas de la delincuencia que generalmente son ciudadanos honestos y trabajadores y que pagan los impuestos para que este asqueroso personaje cobre su suculento sueldo de Juez, cargo conseguido a través de las roscas políticas. Este tenebroso personaje debería ser declarado persona no grata en nuestro distrito.