La seguidilla de robos no se detiene en Bahía de los Vientos

Los vecinos aseguran que los delincuentes están traspasando los límites.

La zona costera de Quequén viene siendo asechada desde hace ya bastante tiempo por los delincuentes que no dan tregua y no dudan en robar tanto viviendas en construcción como casa habitadas.

Este fin de semana en Bahía de los Vientos se registraron al menos tres nuevos ilícitos. Dos de ellos en construcciones que no se encontraban habitadas y otro en la casa del ex director de Cultura y músico, Gustavo Sunino.

Según explicó la víctima de este último robo, el sábado por la noche, él se encontraba en el quincho cenando con dos personas más y no advirtió la presencia de extraños rondando. Los ladrones hicieron un agujero en el alambrado, rompieron una ventana de una habitación y se llevaron una cartera con documentación, dinero, también una linterna y revolvieron el interior de la vivienda en busca de elementos de valor.

Luego del hecho, en comunicación con otros vecinos del barrio Sunino manifestó que se encontraba bien, pero que debían estar alertas ya que no solo se metieron en su hogar estando él a apenas metros del sitio sino que hicieron lo mismo con una pareja a la que le sustrajeron una computadora.

Hace poco tiempo un móvil de Protección Ciudadana fue enviado a ese sector de la villa balnearia para brindar más seguridad a los vecinos. No obstante, los robos no se detienen.

Los habitantes del lugar dicen estar totalmente angustiados y superados por la situación ya que por más que toman medidas para protegerse nada parece ser suficiente. Es por este motivo que insisten en que se hagan todas las denuncias correspondientes, cada vez que sufren un robo por pequeño que sea. Un vecino insistió en que “Lo peor que puede pasar es que no aparezca nada que es muy factible, pero tiene algo positivo. La policía con las denuncias tiene un mapa del delito. (…) Hay que hacer denuncias para que podamos pedir que manden más patrulleros y que haya más controles”.

Uno de los miembros de la Comisión Vecinal se puso en contacto con el Director del Centro de Monitoreo quien ofreció instalar el botón de pánico en el celular para las personas mayores que residan de forma permanente en el barrio. Al oprimirlo la policía iría automáticamente al lugar en el que se encuentra el teléfono.

Reacción y desesperación

A través de un  grupo de Whatsapp los vecinos del barrio se mantienen en contacto para intentar protegerse entre ellos y también para manifestar sus preocupaciones y posibles soluciones a la triste situación que les toca vivir.

Actualmente, los residentes del lugar siguen buscando el modo de cambiar esta situación en medio de una situación de alerta constante.

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
3 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
oscar

vecinos unidos patrullando y armados??? es la solucion acaso??

Quequenense

Lamentablemente la única forma de detener a estas plagas es haciendo justicia por mano propia, lo único que los frena es cuando sienten que las balas los atraviesan porque se sienten impunes ya que la inJusticia los protege y entonces se creen capaces de hacer todo tipo de desmanes. Después los pólíticos y los representantes de la inJusticia se rasgan las vestiduras cuando alguien se ve obligado a actuar en defensa propia, pero mientras tanto ellos no hacen nada o peor protegen a los delincuentes.

Juan

Zona de nadie desde villa deportista en adelante, para atrás y los costados. Estoy esperando que me entren por cuarta vez para ver como quedan fritos con la electrificación a 380 que instalé.