Entra en vigencia la suspensión de la UE a las importaciones de cítricos argentinos

La decisión de la Unión Europea fue a raíz de la detección de algunos lotes de limones y naranjas con la enfermedad denominada mancha negra, debido al presunto riesgo fitosanitario que supone esa plaga para la producción local.

La decisión unilateral de la Unión Europea (UE) de suspender las exportaciones de cítricos de la Argentina entró en vigencia hoy por el resto de la presente temporada, de acuerdo a lo decidido por el servicio sanitario de ese bloque e informado al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

El organismo sanitario nacional lamentó la decisión, “que desoyó la solicitud hecha por Argentina de aplicar el concepto de regionalización, que resultaría procedente”.

Ese concepto implicaría “excluir de cualquier medida restrictiva a los cítricos dulces provenientes de la región NEA, ya que no han tenido ninguna intercepción de la enfermedad”, y es “un principio que rige nuestra relación comercial bilateral de alimentos”.

El Senasa, además, expresó su preocupación de que esta medida «haya sido influida por reclamos que exceden lo meramente fitosanitario, como el realizado por los productores de cítricos miembros de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultoras y Ganaderos (COAG)” de la UE.

Esa entidad solicitó “la activación inmediata de medidas ‘adicionales y eficaces’ a la Comisión Europea, ya que las importaciones en este rubro se encontraban ‘hundiendo las cotizaciones en el mercado europeo’”.

Para la Federación Argentina del Citrus (Federcitrus) esta suspensión es «de enorme perjuicio para la actividad, para la economía de las regiones involucradas en la producción de cítricos y para miles de personas que dependen de ella».

La entidad empresaria indicó, que de esta forma queda «un 50% del volumen exportable de naranjas argentinas que no podrán ingresar al mercado europeo».

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
1 Comentar
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
maquiavello

es una pena no no no