La conmovedora carta que dejó Solange, la joven enferma de cáncer que no pudo despedirse de su papá: “Hasta mi último suspiro tengo mis derechos”

Había expresado todo su dolor e indignación luego de que un control sanitario le impidiera a su padre ingresar a Córdoba por el coronavirus.

Horas antes de su fallecimiento por cáncer de mama, y ante las dificultades crecientes para respirar, Solange Musse escribió una carta para manifestar todo su dolor e indignación por la imposibilidad de ver a su papá, luego de que las autoridades de Córdoba le impidieran la entrada a la provincia por el coronavirus.

Solange le entregó la misiva a una periodista de El Doce el miércoles pasado, en medio de una nota. “Quiero que entiendan que mientras viva tengo mis derechos, quiero que sean respetados”, comienza el texto, escrito de puño y letra.

“Lo que han hecho con mi padre y mi tía es inhumano, humillante y muy doloroso. Siento tanta impotencia de que sean arrebatados los derechos de mi padre para verme y a mí para verlo. ¿Quién decide si queremos vernos? Acuérdense, hasta mi último suspiro tengo mis derechos, nadie va a arrebatar eso en mi persona”, continúa la carta. Y agrega:  “Quiero estar con mi familia y que no sean maltratados por nadie”.

Mirá también:  Investigan si en el acto que cerró Fernández en Nueva Chicago se incumplió el aforo

Solange, de 35 años, murió este viernes en el sanatorio Allende, adonde había sido derivada desde la ciudad de Alta Gracia. Su papá, que vive en Neuquén, había viajado hasta Córdoba el sábado pasado para ver a su hija, pero un control sanitario lo detuvo y le impidió el paso luego de que su hisopado diera “dudoso”.

Entonces, su historia llegó a los medios. El hombre denunció que lo obligaron a regresar a Neuquén sin darles la posibilidad de hacer cuarentena en un hotel de Córdoba a pesar de que su cuñada tiene domicilio en ese territorio provincial.

La carta completa

Hola, soy Solange Musso, hija de Pablo Musso y sobrina de Paola Oviedo. Quiero que entiendan que mientras viva tengo mis derechos, quiero que sean respetados. Lo escribo porque no puedo hablar mucho, lo que han hecho con mi padre y mi tía es inhumano, humillante y muy doloroso. Siento tanta impotencia de que sean arrebatados los derechos de mi padre para verme y a mí para verlo. Quién decide eso si queremos vernos? Acuérdense, hasta mi último suspiro tengo mis derechos, nadie va a arrebatar eso en mi persona.

Lo único que necesito es que escuchen a mi familia y a mí. Las decisiones ante esta pandemia están en cuidarse, con todas las precauciones, y eso es lo que iba a pasar.

Ansiaba ver a mi tía y a mi papá. Estoy muy triste por todo lo que le hicieron a los dos, los trataron muy mal, los maltrataron, hicieron lo que quisieron como si fueran delincuentes.

Quiero estar con mi familia y que no sean maltratados por nadie. 

Espero que esto que le ha pasado a mi familia no le suceda a más nadie. ¿Hasta dónde llegan nuestros derechos? Quiero que se sepa todo esto por el dolor de la familia, no quiero que más nadie sufra por estas situaciones. Ni mi familia, ni ningún ser humano que está pasando por esta situación porque estoy segura que no soy la única.

Amo a mi familia y nadie va a hacer lo que quiera con ellos. Quiero que quede bien claro todo esto. Gracias por difundirlo. Solange.

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.