La asociación «El parque no se vende» sigue denunciando irregularidades en el cuidado del medioambiente local

 

Según manifestaron, la Secretaría de Obras Públicas no cumple con acuerdos planteados previamente.

Susana Laborde, miembro de la asociación ambientalista «El parque no se vende» explicó las irregularidades que se han podido observar en estos últimos días en el pulmón natural de nuestra ciudad.

Para empezar, Susana hizo alusión a un tema que es de público conocimiento: lo que está sucediendo en el Sector del Trencito del Parque. En el lugar, se puede observar cómo personal de la Secretaría de Obras Públicas rellena el suelo con arena, algo que es sumamente peligroso para las raíces de los árboles que allí se encuentran.

Según explicó la ambientalista, hace tiempo les habían informado sobre la posibilidad de hacer un caminito de material y correr las vías del famoso trencito. En aquel momento, habían analizado la posibilidad de hacerlo, pero convocando previamente a una empresa especializada para evaluar el estado de los árboles del lugar y determinar cuáles podían ser removidos y cuáles no.

Sin embargo, el día viernes los vecinos se encontraron con la sorpresa de que los empleados de la Secretaría de Obras Públicas, que está a cargo de Ricardo Carrera, se encontraban trabajando en el lugar sin tener en cuenta en lo más mínimo el impacto que estaban causando.

Por tal motivo, los miembros de «El parque no se vende» retomaron el reclamo por declarar al Parque Miguel Lillo como «Paisaje Protegido». Cabe recordar que el petitorio para lograr esto circula desde hace ya algún tiempo por la web para ser firmado de forma virtual.

Para intentar que el reclamo sea tomado con la seriedad que merece, los ambientalistas enviaron la iniciativa al Concejo Deliberante y pidieron cita con el intendente Arturo Rojas, aún esperan respuesta de él.

Foto: Facebook de Necochea Ambiental

Por otra parte, Susana contó que hace unos días tuvieron una reunión por Zoom con el Diputado Rossi, del Frente de Todos, en la cual explicaron qué piden y por qué. Este encuentro fue evaluado como muy positivo ya que implica tener apoyo a nivel nacional.

Otras denuncias ambientales

Desde la asociación ambientalista «El parque no se vende» han denunciado en incontables ocasiones irregularidades observadas tanto en la zona del Parque Miguel Lillo como en la playa necochense.

Esta semana encontraron dos peligros inminentes contra el medio ambiente más.

Tala de árboles y hojas muertas detrás de la heladería.

Por un lado, en una recorrida con especialistas pudieron observar que en el sector que se encuentra tras la sucursal de Helados Chinos que da a la Avenida 10, se encontraban varios árboles con sus hojas quemados y rociados con un agroquímico. Algo que podría ser sumamente peligroso no solo para la vegetación sino para cualquiera que circule por allí ya que se desconoce cuál es con exactitud el compuesto hallado.

Por otra parte, la asociación denunció también lo que está sucediendo en el Complejo Cabril. Un sector costero en el que se están sacando tamariscos y bajando los medanos. En este caso, Susana Laborde recordó que existe un Decreto (el 32-02) en el que se establece con claridad qué está permitido y qué no hacer en las dunas. Y destacó que sería oportuno que los que están allí trabajando lo revisen.

Para culminar, el grupo ambientalista invitó a la población en general a cuidar nuestros espacios naturales y a denunciar en cuanto ven algo que les parece nocivo para el entorno.

Policía Ambiental: 42- 7232

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
3 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
NICO

Felicitaciones por cuidar tan celosamente un bien de la comunidad.

Pablo

Me surge una duda, ¿ no hay guardaparques ? , segun entiendo si, muy bien el accionar de la Sra.y la asociacion , pero esto no deberia controlarlo el municipio ???

Editado hace 18 días por Pablo
tom

eso lo hace el municipio y oarticulares arreglados con el