Ya no podrán comprar los US$ 200 quienes tienen planes sociales o créditos hipotecarios congelados

El Banco Central resolvió que los titulares de programas de ayuda por parte del Estado ya no tendrán acceso al dólar oficial.

El cepo recargado le cierra el acceso al dólar a los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)  y otros planes sociales y a quienes tengan créditos hipotecarios y alquileres congelados. Así extiende a estos sectores la prohibición que ya regía para los que recibieron ayuda estatal durante la cuarentena, como los monotributistas que accedieron al crédito a tasa 0% por parte de la AFIP o a los directivos de empresas que entraron al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para que el Estado se haga cargo de hasta el 50% de los salarios privados.

La idea de impedir que los beneficiarios de planes sociales compren dólares venía siendo analizada dentro del Gobierno desde hace dos meses. Hace un mes el presidente Alberto Fernández habló públicamente del tema. «Mucha gente que recibe el IFE lo convierte en dólares, no para especular sino para que no se deteriore el ingreso», aseguró. Y apuntó que la compra de dólar ahorro «es un problema» para las reservas del Banco Central.

En agosto 5 millones de personas habrían comprado dólar ahorro y así se llevaron US$ 940 millones. Hay 9 millones de personas que cobran el IFE. Buena parte de ellos reciben el bono de $ 10.000 y compran dólares para luego venderlos en el mercado blue y hacer una diferencia de hasta $ 5.000, según las cotizaciones que regían antes de la entrada en vigencia del recargo del 35% sobre el dólar turista o solidario.

En este caso la operatoria requería de varios pasos: primero cobraban los $ 10.000, compraban US$ 95 en el banco a $ 9.785 (a una cotización de $ 103 con el impuesto PAIS incluido) y lo vendían en el mercado blue a $ 128, con lo que embolsan $ 12.160. Con ese dinero volvían al banco, compraban los otros US$ 105 que el cupo les permitía y los volvían a vender en el blue. Así hacían una diferencia de $ 5.000

Ahora el Banco Central resolvió que ya no podrán usar el cupo de US$ 200 «los beneficiarios de algún plan o programa caracterizado como de ayuda social». Para determinar esto, las entidades financieras deberán chequear con ANSES para ver si la persona recibe o no algún beneficio de este tipo.

Además, la autoridad monetaria estableció que para la apertura de nuevas cajas de ahorro en dólares, el banco deberá «obtener evidencia de que el cliente posee ingresos o activos consistentes con el ahorro en moneda extranjera».

Junto con esto el Central decidió que quienes tengan créditos hipotecarios con cuotas congeladas durante la cuarentena tampoco podrán comprar dólares en el mercado oficial. Y lo mismo ocurre para quienes tengan un crédito prendario que se actualiza por Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) y que también haya sido congelado.

En este rubro de congelamiento de cuotas por la cuarentena también entrarían quienes tienen frizados los alquileres, aunque en este caso resultará más complejo para los bancos poder determinar a quienes les cabe esta prohibición, ya que en general se trata de contratos entre privados. Así se desprende del punto 2 de la Comunicación 7106 del Banco Central, con fecha del 15 de septiembre.

De este modo, el Banco Central amplía las restricciones que había puesto en marcha en agosto, cuando inició una razzia para evitar que los coleros digitales compraran dólares a nombre de terceros. Así armó un listado de 15.000 personas inhabilitadas para operar en este mercado.

Fuente: Clarín

Compartir
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios