La cámara arbitral de la bolsa de cereales, rehén de un conflicto inter-sindical 

Desde el miércoles pasado (9 de diciembre de 2020), la Delegación Necochea Quequén de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales está siendo víctima de  una medida de fuerza impulsada por URGARA (Unión de Recibidores de  Granos de la República Argentina), que pretende asumir la representación  gremial del personal de la Cámara. 

Desde hace medio siglo, el sindicato que representa a los trabajadores de la  entidad es UTEDYC (Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y  Civiles). Ello es así no sólo por decisión del Ministerio de Trabajo de la Nación,  sino porque ambos sindicatos (URGARA y UTEDYC) lo convinieron  expresamente a través de un acuerdo labrado ante el Ministerio de Trabajo de la  provincia de Buenos Aires.

Independientemente de cuál deba ser el sindicato que ejerza la representación  gremial del personal institucional, la Cámara es absolutamente ajena a un  conflicto puramente inter-sindical: legalmente, ni el empleador ni los  trabajadores tienen injerencia alguna en el encuadramiento gremial, controversia  que únicamente puede resolverse por acuerdo entre los mismos sindicatos o  mediante la decisión de la autoridad competente.

Mirá también:  Aumenta 20% la tarifa de referencia para el transporte de granos

Frente a esta situación, la Cámara Arbitral:

• Ratifica su neutralidad en el conflicto entre UTEDYC y URGARA; • Expresa su más enérgico repudio a la utilización de vías de hecho  para dirimir conflictos inter-sindicales;

• Exhorta a ambos sindicatos a recurrir a las vías legales para resolver  un conflicto entre gremios, al cual la Cámara es ajena; y

• Llama a los responsables de esta situación a cesar inmediatamente  las medidas de fuerza que perjudican a toda la cadena agroindustrial.

Fuente: La Comisión Directiva, Diciembre de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *