El Presidente salió a apoyar a activistas veganos y luego el Gobierno aclaró que sigue el plan para desarrollar granjas de cerdos con China

Alberto Fernández posó con una urna que dice “No al acuerdo porcino con China”, que promueve la Cancillería.

Este lunes se viralizó en las redes sociales una curiosa foto del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, posando en su despacho de la Casa Rosada con una caja de madera que en letras blancas sobre fondo rojo incluye una leyenda condenatoria de una de las políticas que lleva adelante la Cancillería nacional. “No al acuerdo porcino con China”, dice el mensaje, que denuncia el acuerdo en el que está trabajando el propio Gobierno para que se instalen enormes granjas de producción de cerdos en la Argentina por medio de inversiones chinas para que luego la carne sea exportada al país asiático.

La foto tiene su historia. Según revelaron los miembros de la Unión Vegana Argentina, fue tomada el 25 de noviembre, luego de que la ex modelo y activista vegana Liz Solari y el presidente de la Unión Vegana Argentina, Manuel Alfredo Martí, compartieran con el Presidente en la casa de Gobierno un almuerzo sin carne ni productos derivados de animales.

Mirá también:  Denuncian que Piparo ofreció $2000, un celular y zapatillas al joven que atropelló su marido

El encuentro y la foto fueron confirmados a Clarín por funcionarios de la Casa Rosada, y esos mismos informantes aclararon que la reunión sirvió para que los activistas le entregaran al Presidente el petitorio firmado por más de medio millón de personas contra la instalación de las granjas, pero que no va a modificar la agenda del Gobierno sobre ese punto.

“El Presidente recibió el petitorio, pero la Cancillería va a seguir trabajando en el acuerdo con China por las granjas”, le aseguró a este diario un vocero gubernamental.

Según aseguraron los miembros de la Unión Vegana en su página de Facebook, el Presidente les aseguró que el Gobierno “no va a promover modelos industriales de producción de ganado porcino que puedan poner en riesgo la salud pública”.

“La reunión fue muy positiva, y el Presidente de la Nación se mostró muy interesado en todo lo que se habló y se comprometió a trabajar para dar pasos en esa dirección”, consignaron los militantes que combaten el consumo de carne y productos alimenticios de origen animal.

Mirá también:  Totta reafirmó la necesidad de "priorizar la escuela" con la "presencialidad parcial"

En el encuentro, la Unión Vegana le entregó al Presidente un petitorio contra la instalación de las granjas porcinas firmado por 528.000 personas en la plataforma change.org.

La Cancillería promueve un memorándum de entendimiento con el Gobierno chino para favorecer la instalación de granjas de producción de cerdos en la Argentina. Para eso, varias reparticiones del Ministerio de Agricultura y el INTA trabajan junto a la Universidad de Rosario para establecer las reglas bajo la que podrán funcionar esos emprendimientos.

El acuerdo está destinado a impulsar el crecimiento del sector porcino en la Argentina y exportar al país asiático: prevé inversiones por casi US$ 3.800 millones durante los próximos cuatro años. Apunta a incrementar en 882.000 toneladas la producción de carne y a generar exportaciones por US$ 2.500 millones.

Esto posibilitará el incremento en el stock de madres porcinas de 300.000 cabezas en un plazo de cuatro años (60.000 el primer año y 80.000 los siguientes). Cada una de las 25 plantas que contempla el tratado podrán albergar a 12.000 madres.

Mirá también:  Víctor Hugo lamentó el despido de Tomás Méndez: "Los malos han alentado mil escraches"

Actualmente se contabilizan 3.855 establecimientos comerciales que congregan un stock de 350.000 madres, al mismo tiempo que por fuera de la producción comercial existe un stock de 600 mil madres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *