También se reportaron focos de incendios en Miramar y Tandil

En Miramar la situación está controlada, pero aseguraron que el riesgo sigue siendo extremo, debido a las condiciones climáticas. Por su parte, varias dotaciones de bomberos trabajan en las sierras de Tandil durante un intenso trabajo. Se teme que el fuego afecte a viviendas de la zona.

Las temperaturas que superaron los 30 grados sumado a los fuertes vientos de la zona y los pastos secos pueden ser condiciones ideales para los incendios. Con estas circunstancias, las fallas eléctricas, errores humanos o incendios premeditados pueden salirse rápidamente de control.

Precisamente, durante la jornada de este jueves, más de 20 hectáreas se prendieron fuego en la zona de Costa Bonita a causa de una chispa provocada por dos cables de media tensión.

De manera simultánea, justo después del mediodía, en Miramar también debieron extinguir unos cuatro focos en distintos pastizales que se dieron origen por las altas temperaturas y la sequía. Bomberos de esa ciudad, también brindaron apoyo al incendio ocurrido en Costa Bonita.

Mirá también:  Tandil vuelve a romper el récord del salame más largo del mundo
Los bomberos de Miramar tuvieron 5 horas de extenso trabajo.

Desde esa institución, aseguraron que por el momento el riesgo sigue siendo de “muy alto” a “extremo”, considerando que el SMN (Servicio Meteorológico Nacional) pronosticó temperaturas que podrían alcanzar los 35º para este viernes en el distrito de General Alvarado y recién el sábado llegarían las primeras precipitaciones.

Por otro lado, otro enorme incendio fue registrado en la zona del Valle Escondido de Tandil, propagándose por la sequía y el viento y poniendo en riesgo a un hotel de cinco estrellas, que debió ser evacuado, así como las viviendas que están dentro del Valle de Tandil Club de Golf.

El incendio en Tandil se descontroló rápidamente.

Por causas que se intentan establecer, el incendio se inició al mediodía cerca de La Cascada, donde había dos montañas afectadas, y luego se extendió hasta el edificio del hotel Amaiké, el cual se vio amenazado.

Mirá también:  Brote de coronavirus en Mar Del Plata: ya se conocieron 35 casos positivos

En el lugar, trabajaron 4 dotaciones de los cuarteles de Bomberos de Tandil, con 18 efectivos, más el apoyo de varias dotaciones de localidades vecinas (Vela y Rauch).

El fuego amenaza las viviendas que están entre las sierras.

Fuentes consultadas por medios locales, señalaron que se procedió al cierre Amaiké de manera preventiva y que la situación en la zona es “muy complicada” con posibilidades de que el siniestro afecte a viviendas particulares.

El fuego consumió decenas de hectáreas de retamas y pinos y provocó daños en la líneas eléctricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.