Denuncian que la violencia obstétrica creció en nuestra ciudad durante este año

Diversas organizaciones que protegen los derechos de la mujer recibieron reclamos de muchas gestantes que parecieron maltrato por parte del personal médico.

El 25 de noviembre se celebró el Día Internacional Contra la Violencia hacia Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No-Binaries. En ese marco, la organización “Encuentros del Buen Nacer” emitieron un comunicado en el que aseguraron en el contexto de pandemia que nos tocó pasar este año se “ha recrudecido el maltrato y la violencia obstétrica ejercida hacia las personas gestantes, las recién nacidas y sus acompañantes.”

Además, explicaron que desde diversas organizaciones a nivel han denunciando esto desde el inicio de la cuarentena y el distrito de Necochea no ha sido una excepción.

Según relataron: “Nuestro grupo ha recibido testimonios de parte de personas que han parido en el Hospital Municipal Dr. Emilio Ferreyra, comunicando conductas aleccionadoras por parte de obstetras, parteras y enfermeras ante gestantes que piden un parto que contemple los tiempos fisiológicos, junto a maltratos verbales por parte de quienes debieran realizar un acompañamiento respetuoso a la díada recién conformada. Aun habiendo mantenido una reunión alentadora con las autoridades del nosocomio local el día 22 de julio de este año, en la que expresaron su intención de colaborar para erradicar este tipo de violencia tan naturalizada, estos hechos continúan sucediendo.”

Mirá también:  Coronavirus: datos actualizados del miércoles 10 de junio

Desde la perspectiva de la asociación qur emitió el comunicado, el personal de salud no se encuentra capacitado para poner en práctica la Ley Nacional N°25.929 de Parto Respetado, sancionada en el año 2004 y reglamentada en el 2015, la cual indica claramente que se debe tomar en consideración las decisiones de las personas que se encuentren en trabajo de parto, parto-cesárea y postparto, así como realizar la menor cantidad de intervenciones posibles para favorecer la salud y el apego de la díada.

Por otra parte, agregaron “en nuestro municipio si la persona gestante cuenta con obra social, es atendida en la Clínica Cruz Azul; allí obstetras, parteras y pediatras les cobran por fuera de la obra social, teniendo que desembolsar en un parto, un monto superior a 12.000 pesos. La clínica, además, les exige a las futuras madres hisopados y en algunos casos hasta radiografías de tórax. Luego, esta institución no permite a las parturientas estar acompañadas por quien ellas decidan en su parto, desoyendo las indicaciones del Ministerio de Salud de la Nación, que en contexto de pandemia y con los cuidados correspondientes, sugiere respetar ese derecho en favor del desarrollo saludable de los nacimientos.”

Mirá también:  Venden barriletes artesanales en Necochea desde hace un año y son un éxito

Esta agrupación que se dedicada a acompañar la gestación, nacimiento y crianza y sus derechos, rechaza profundamente las políticas institucionales que atentan contra éstos y repudian el proceder de algunas/os profesionales.

Es importante recordar que las acciones mencionadas incumplen sistemáticamente con los derechos consagrados en la Ley N°25.929 de Derechos de Padres e Hijos durante el Proceso de Nacimiento, conocida como la ley de Parto Respetado, en la Ley N°26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos que desarrollen sus Relaciones Interpersonales y en la Ley N°26.529 de Derechos del Paciente en su Relación con los Profesionales e Instituciones de la Salud, lo cual representa una violación a los derechos humanos fundamentales y constituye un delito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *