La actividad física llegó al living de casa a través de la virtualidad


Desde Necochea, un formador de yoga reflexionó sobre los desafíos que les dejó el año del coronavirus.

Diego Labombarda es platense y desde hace varios años vive en Necochea. Es Profesor Formador de Yoga y también analizó los desafíos y aprendizajes que le impuso la pandemia, tanto a su trabajo como a su vida cotidiana.

“Al principio arranqué a dar clases online con un teléfono, en el living de casa, y cuando vi la cantidad de gente que se enganchó quedé anonadado, hasta tenía más alumnos que en las clases presenciales”, contó Diego. No obstante, con el correr de los meses, señaló que “esa explosión decayó”, aunque también lo atribuyó “a la cantidad de oferta que hubo en las redes”. “Yo me tuve que reinventar, me tuve que meter en Internet muchas más horas de lo que me gusta, así que contraté a una Community Manager para que me ayudara y para poder mantenerme en las redes”, precisó.

Mirá también:  Jorge Alvaro se reunió con el Jefe de la Prefectura Quequén

En nuestra ciudad, donde hubo una cuarentena por fases como en todos los distritos bonaerenses, la presencialidad con protocolos se fue instalando de a poco, por lo que Labombarda admitió que “dejó de ponerle tanta energía a lo virtual”.

De todas maneras, no descartó la combinación de las dos instancias para proyectar su trabajo hacia 2021. “La posibilidad de hacer un mix entre las dos vías no es más un interrogante, es una realidad, la vida es online y es presencial, con virus o sin virus”, reflexionó. “Ahora estoy armando una página web para salir con todo a dar el Instructorado y el Profesorado de Yoga en 2021, la idea es darlo con la misma fuerza por los las dos vías, presencial y virtual, pero con clases grabadas”, precisó. La página para entrar en contacto con Diego, en la que está ultimando detalles, se llamará Yoga Necochea.

Mirá también:  Cómo estará el clima este sábado en Necochea y Quequén

Consultado acerca de por qué recomendaría practicar esta disciplina, lo resumió en una frase: “Se van a sentir bien”. Más allá de lo físico, hizo hincapié en que “uno de los aspectos más importantes que acompaña el yoga es el mental y emocional”. En esa línea, Labombarda lamentó que a causa de la pandemia “hay muchas personas rotas, con mucho miedo” y aseguró que el yoga es una posibilidad para encontrar bienestar.

Fuente: Por Ana C. Roche para DIB




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.