Otra pandemia que sigue en aumento: la violencia de género

Desde que comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio, aumentaron las consultas por violencia de género en la ciudad, aunque muchas víctimas siguen sin reconocer que esa modalidad de violencia existe.

Durante la tarde de este domingo, una mujer víctima de violencia de género sacó la cabeza por la ventanilla de un Ford Fiesta Max para pedir auxilio. Enseguida, el conductor aceleró para empezar a escapar hacia la ruta provincial 86, en Necochea. Todo terminaría en tragedia, ya que el auto chocó a un patrullero que intentó detenerlo y causó la muerte de una joven agente de 27 años, madre de dos hijos.

Por esa razón, al igual que el año pasado, con información de Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires compartimos información útil para que las vecinas de Necochea y Quequén puedan recibir atención en estas situaciones.

La línea 144 está difundiendo una serie de recomendaciones para que las medidas de autocuidado o de cuidado que requiere esta situación no se conviertan en asilamiento e incomunicación, principalmente, para mujeres en situación de violencia doméstica:

  • Llevá el teléfono celular con vos y procurá que esté cargado. Si el agresor lo rompió, no dudes en pedirle a alguien que te lo preste para llamar a alguna persona que te pueda ayudar o a las líneas 144 o 911.
  • Mantené una rutina cotidiana de comunicación con el exterior (amigos, amigas, familia, vecinas, vecinos) que pueda dar alerta en caso de que no te comuniques.
    Las redes comunitarias son fundamentales: si te acercás a la salita, a la escuela o donde vayas a buscar alimentos, si es que los retirás en un lugar público, no dudes en pedir ayuda a quienes están en esos servicios.
  • Poné tu documento y el de tus hijos/hijas en un lugar seguro.
  • Mantené contacto virtual con servicios de atención, si ya venías recurriendo a algún lugar.
  • Tené presente quién puede ofrecerte su casa de manera provisoria para resguardarte.
  • Si estás en peligro, salí de tu casa. Podés denunciar en la comisaría de tu barrio: están obligados a tomar tu denuncia y tienen que dar intervención al Poder Judicial para que disponga medidas de protección de manera inmediata.
  • Durante la pandemia, todas las medidas cautelares siguen vigentes: perimetral, exclusión del hogar, prohibición de contacto y alertas.
Mirá también:  Papa Noel paseará por Pinolandia en un Citröen Mehari

Finalmente, mediante la campaña también se buscan divulgar las diferentes vías de contacto para asesoramiento, contención y derivación: además de a la línea 144 o al 911, en caso de una situación de riesgo, quienes sufran este tipo de situaciones pueden comunicarse por WhatsApp o Telegram al 221-508 5988 y al 221-353 0500 para mensajes de texto, las 24 horas los 365 días del año.

Asimismo, Noelia Otero añadió que también pueden dirigirse al área a su cargo, ubicada en el subsuelo del Centro Cívico, en Avenida 58 y calle 61, de lunes a viernes de 8:30 a 14:30, o comunicarse al WhatsApp de la oficina, “ante cualquier duda o si requieren información, tenemos un equipo interdisciplinario que espera y acompaña para que la salida sea lo más rápida y lo mejor posible”

Mirá también:  Alivio por la aparición de la niña de 7 años en situación de calle

Finalmente, analizando el contexto actual en nuestro Distrito, la directora señaló que “desde el inicio de la gestión, y particularmente desde el aislamiento, venimos trabajando muy fuerte en la cuestión de la información, porque sabemos que estos contextos tienden a agudizar algunas situaciones”. Y recalcó, enviando un mensaje a las mujeres que se encuentren en una situación de violencia doméstica, “que estén siempre comunicadas con vecinas, con familiares o con instituciones, para no aislarse”.

Suscribirse
Notificación de
guest
1 Comentar
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Alejandro

Todo SARASA. Mientras los gobiernos sigan insistiendo que hay que llamar al 144 y lo único que hagan es una orden de restricción para el agresor, solo logran enfurecerlo y exponer mas a la victima. La Solución se llama «EDUCACION». Una cartel que mencione a los hijos y las hijas, los amigos y las amigas o los vecinos y las vecinas, además de dejar en claro de que palo político es el militanto o la militanta que lo escribió, NO SIRVE.

Editado hace 8 meses por Alejandro Iguera