Neuquén: vecinos lo encontraron robando y le cortaron los dedos

Lo hallaron in fraganti esta madrugada, en la Toma Esfuerzo de la capital neuquina. Lo escracharon en las redes sociales, previo linchamiento. 

“Rata de la zona oeste. Tiene 21 años, es mayor”, reza el posteo con la foto del linchamiento. Lo encontraron “in fraganti”, informó oficialmente la Policía de Neuquén. Entre un extremo y el otro, hay decenas de lecturas posibles que dicen mucho de la sociedad actual: el escrache, el castigo popular, la mención de que no es menor de edad, la inacción institucional y la naturalización del informe policial, cual “sujeto masculino, aprehendido in fraganti, en ocasión de robo”. El dato objetivo es que el episodio ocurrió esta madrugada, alrededor de las 4,30 en la Toma Esfuerzo de la ciudad de Neuquén.

A partir de la publicación en redes sociales, los comentarios que arrojaron datos sueltos, la confirmación de la intervención policial y fuentes judiciales consultadas, se pudo reconstruir que el hombre es conocido en ese sector del oeste de la ciudad. Está considerado un ladronzuelo, que merodea y se alza con cuanto elemento ajeno le resulte un botín interesante. Puede ser ropa colgada en la soga de un patio, una bicicleta, un estéreo o el auxilio de un auto.

Mirá también:  Robaron una suma importante de dinero en "El Chiquero"

Un vecino lo encontró esta madrugada, pasadas las 4,30 cuando intentaba robarle de su vehículo, que estaba casi esquina de la calle Búho y Lago Muster. Rápidamente se accionó la “alarma vecinal”, y en cuestión de minutos otros vecinos salieron a la calle y le dieron una paliza mayúscula. El linchamiento no terminó ahí, porque se corrió la voz que al de dos cuadras más adelante, ya le había robado la semana pasada; al de la casa del frente también, pero alcanzó a escapar; y así una decena de historias similares.

Alguien tiró la idea y todos la ejecutaron, pero nadie lo hizo, en una suerte de pacto de vecinos y víctimas: le cortaron los dedos y lo dejaron tirado. “Como a las 5,30 de la madrugada lo llevaron al hospital, intervino personal de la comisaría 18 y de la fiscalía de Delitos Flagrantes, en este caso el Dr. Luciano Vidal”, confiaron las fuentes consultadas.

Mirá también:  Logran recuperar varios elementos que fueron robados del interior de una camioneta

La pandemia dejó al descubierto en modo exacerbado, entre otros males, la pobreza y la inseguridad. Las mismas autoridades de Gobierno y Seguridad admitieron que hubo un aumento en la violencia de los delitos. Y se observa que el detonante o la respuesta es proporcional. Un ejemplo reciente fue el triste célebre “Martincito”, un menor de edad que tenía a mal a traer a los vecinos del barrio San Lorenzo de la capital neuquina, al punto que con una pueblada se lo echó del lugar y la Policía debió “protegerlo” del castigo popular, aunque no pudo evitar que le quemaran la casa donde vivía con su hermana y su abuela. Ocurrió a principios de noviembre, del año pasado.

Fuente: mejorinformado.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.