Decenas de detenciones en protestas de partidarios del opositor Navalny

 

Varios miles de personas salieron a las calles
Decenas de personas fueron detenidas en Rusia durante manifestaciones no autorizadas organizadas por partidarios del líder opositor Alexey Navalny para exigir su liberación, en medio de la pandemia de coronavirus, informó una ONG.

Desde Moscú hasta Vladivostok, en el extremo este de Rusia, el equipo del activista anticorrupción, víctima de un envenenamiento hace unos meses, lanzó llamados a manifestarse en 65 ciudades rusas.

Las primeras manifestaciones tuvieron lugar en el Extremo Oriente y en Siberia, donde varios miles de personas salieron a las calles en Vladivostok, Kabarovsk, Novossibirsk y Tchita, ante un importante despliegue de policías antidisturbios.

En Yakutsk, al sur del Círculo polar, un centenar de personas desafió al frío extremo de -50 grados para manifestarse.

Unas 200 personas fueron detenidas en una veintena de ciudades rusas hasta primera hora de la tarde, afirmó la ONG OVD-Info, especializada en informar sobre detenciones en el contexto de manifestaciones.
Las detenciones fueron particularmente violentas en Vladivostok, puerto ruso del océano Pacífico, donde los policías antidisturbios golpearon a los manifestantes con porras

Mirá también:  Suiza reabre totalmente bares y restaurantes y empieza a vacunar embarazadas

Las detenciones fueron particularmente violentas en Vladivostok, puerto ruso del océano Pacífico, donde los policías antidisturbios golpearon a los manifestantes con porras, informó la agencia de noticias AFP.

En Moscú, donde las protestas siempre son más multitudinarias, se prevé una manifestación por la tarde en la plaza Pushkin.

La policía moscovita ya advirtió que “reprimirá” cualquier protesta no autorizada que considere una “amenaza para el orden público”.

El alcalde de la capital, Serguei Sobianin, denunció manifestaciones “inaceptables” en medio de una pandemia.

En la red social Instagram, la esposa de Navalny, Yulia Navalnaya, anunció que tiene la intención de manifestarse en Moscú por su esposo, que “nunca se rinde”.

La policía moscovita ya advirtió que “reprimirá” cualquier protesta no autorizada que considere una amenaza para el orden público

Mirá también:  Trump vs Biden: ¿por qué no siempre gana el candidato más votado?

Miles de manifestantes pacíficos fueron detenidos durante las anteriores manifestaciones multitudinarias en Moscú, en el verano boreal de 2019.

Al igual que ocurrió aquel momento, la policía rusa detuvo esta semana, antes de las movilizaciones, a los principales aliados de Navalny, dos de los cuales fueron condenados el viernes a penas de prisión de corta duración.

Navalny, de 44 años, permanecerá detenido por lo menos hasta el 15 de febrero y tiene varios procesos judiciales pendientes. Fue detenido el domingo pasado, a su regreso de Alemania, donde pasó cinco meses de convalecencia tras su envenenamiento.

A finales de agosto se sintió muy mal durante un vuelo interno, que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Siberia e inmediatamente fue hospitalizado de urgencia en Berlín.

En Moscú, las protestas siempre son más multitudinarias

Él afirma que los servicios secretos rusos lo envenenaron con un agente neurotóxico por orden del presidente ruso, Vladimir Putin, que ha rechazado tajantemente la acusación.

Mirá también:  Un padre le pidió a la Justicia poder casarse con su propio hijo biológico

Tres laboratorios europeos también llegaron a la conclusión de que se trató de un envenenamiento. Moscú lo niega rotundamente y denuncia un complot.

Aún sabiendo que se exponía a ir a la cárcel, Navalny decidió regresar a Rusia con su esposa el pasado domingo.

Potencias occidentales han exigido su liberación, pero el Kremlin ha rechazado las presiones, a las que considera intromisiones en asuntos internos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.