El incendio en las sierras afectó las líneas eléctricas de Tandil-Necochea

Según comunicaron desde la Usina de Tandil, el incendio afectó al tendido de energía eléctrica, dejando fuera de servicio la línea de 132kv Tandil-Necochea. Por otra parte, quienes continúan trabajando en el control del perímetro aclararon que «el incendio está contenido, pero no extinguido».

Tras el voraz incendio registrado en las sierras en la zona del Paraíso, se produjeron algunos cortes de luz temporales en diversos sectores de la ciudad y debido a una fuerte oscilación por el fuego, la línea de 132kv Tandil-Necochea quedó sin servicio, comunicaron desde la Usina de Tandil.

Mientras la policía se ocupó de cortar el tránsito en algunas zonas para facilitar el acceso, unos 20 bomberos de Tandil trabajaron en todo momento. En tanto que unos 160 bomberos que han llegado desde La Plata, Junín, Mar del Plata, Miramar, Lobería y Azul articularon y sostienen turnos de vigilia y descanso para realizar postas de control en puntos estratégicos, con la intención de poder actuar ágil y eficazmente en caso de que el ígneo se reavive. Algunos retornaron y otros pasaron la noche de ayer en la Casa del Deporte.

Mirá también:  Miramar inaugura su temporada 2019-20 este domingo

Por otra parte, la compañía de servicios públicos de electricidad en Tandil trabajó en la zona para brindar otras soluciones temporarias en los lugares afectados.

El avance de las llamas alarmó a los vecinos, que, en gran número, ofrecieron el agua de sus piletas para la recarga de las autobombas, por lo que, desde la dependencia pública, confeccionaron un listado para tener en cuenta esa posibilidad.

El personal abocado a la extinción de las llamas reconocieron el auxilio, pero advirtieron sobre el peligro al que se expusieron. Llamaron a un cambio de conducta y mayor responsabilidad, ya que los recursos y la gente son limitados y deben rotar.

Sobre el atardecer de ayer, el jefe del Cuartel Central de Bomberos de Tandil, comisario Ramón García, explicó que el origen del fuego de ninguna manera fue natural. Entonces, solicitó a la gente mayor responsabilidad: “Hay que tratar de ser responsables, hace varios años apelamos a un cambio de conducta porque las irresponsabilidades traen este tipo de eventos que son muy peligrosos principalmente para la vida de las personas, para las propiedades y  el medioambiente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *