Una huella dactilar permitió la detención del asaltante del bar «Los Pinos»

Se trata Matías Ezequiel Acosta de 23 años, quien se encontraba prófugo en el conurbano, donde es oriundo.

Luego de haber sido autor del violento asalto cometido el pasado 16 de febrero en el snack bar Los Pinos, de avenidas 10 y Pinolandia, el joven delincuente, que se encontraba prófugo, finalmente fue detenido en Florencio Varela por la policía de Necochea, informaron fuentes policiales a Diario Necochea.

Tras un intenso trabajo de inteligencia realizado por la Comisaría Primera, DDI y Policía Científica, Estos últimos obtuvieron una huella dactilar que fue clave para la investigación.

Luego de llevarse una importante cantidad de dinero (unos 150.000 pesos), y golpear con un revólver al sereno del establecimiento, las fuerzas policiales procedieron a la detención de Acosta en una vivienda en la que se ocultaba, ubicada en Florencio Varela, al sur del conurbano bonaerense, que es su lugar de origen. En febrero el joven residía temporalmente en una casa de Villa Zabala, en avenida 74 y calle 219, de Necochea.

Mirá también:  La infectóloga Belén Irungaray alertó sobre las repercusiones que podría tener el festejo por el triunfo de la selección
Una huella dactilar de Acosta fue clave para la investigación.

Posteriormente, el malviviente fue traslado a Necochea para que preste declaración en la causa caratulada “robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego no apta para el disparo e impropia”.

Acosta quedó a disposición de la Justicia, estando a cargo de la causa el agente fiscal Carlos Larrarte.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios