Se cumple un año de los dos primeros casos de coronavirus en Necochea

El 26 de marzo del 2020 se dieron a conocer los dos primeros casos de Covid-19 en Necochea. Se trataba de un matrimonio que había vuelto de un viaje a Chile y comenzaron a sentir síntomas cuando llegaron a nuestra ciudad.

“A las 21 horas de hoy, jueves 26, se confirmaron dos primeros casos de Coronavirus en Necochea”, había anunciado la Secretaria de Salud, Ruth Kalle, dando a conocer que eran las únicas dos muestras que figuraban como casos sospechosos y estaban en estudio.

En su anuncio, la funcionaria dijo que «el Dr. Gabriel González fue quien llamó a ambos pacientes para confirmarles el caso y darle las indicaciones de cómo seguir”.

A su turno, el doctor Fernando Laferrara comentó en aquel momento que los pacientes se encontraban en su domicilio, destacando que los mismos «estuvieron aislados y no tuvieron contacto con ninguna persona”.

Mientras en Necochea se conocían los primeros casos, la enfermedad llevaba al menos dos meses circulando por el mundo y el país ya tenía 504 personas infectadas.

Mirá también:  En los próximos días autorizarán cinco nuevas actividades

Al mismo tiempo, el presidente Alberto Fernández anunciaba la emisión de un decreto prohibiendo a toda la ciudadanía abandonar sus hogares con la excepción de salir a comprar alimentos o medicinas, hasta el 31 de marzo.

A la vez que algunos países sufrían peores consecuencias (China, España, Italia y Estados Unidos), otros comenzaban a poner en marcha estrategias para lograr ralentizar la expansión del virus.

Belén Irungaray, infectóloga del Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra”, comentó en aquel entonces que “más del 80% de los casos que podamos tener, como sucedió en Europa y China, son clínicas leves y sólo requieren atención domiciliaria con monitoreo”.

“El tratamiento es domiciliario”, afirmó, considerando que “la mayoría de los pacientes deben tener un monitoreo de 14 días aproximadamente y en muchos casos, se ve que a los 4 o 5 días ya remiten la clínica”.

En ese momento la información sobre las vías de transmisión apuntaba a que se producía principalmente por las «microgotas» que emiten las personas cuando tosen o estornudan y que si éstas impactaban en la boca, ojos o nariz de otra se producía el contagio.

Mirá también:  Tras los 3 casos positivos, ya hay 452 personas aisladas y se sigue en Fase 4

Respecto a esto último, Irungaray explicaba que “es importante saber que a nivel mundial se están observando subdiagnósticos, porque hay una gran franja de pacientes que son asintomáticos pero contagian y otro tema es que uno o dos días antes de que el paciente tenga síntomas ya está contagiando, por eso es muy importante continuar con la cuarentena”.

Una diferencia importante con marzo del año pasado es que por entonces se consideraba que no era necesario el uso de barbijos por fuera de los ámbitos de salud, pero hoy se sabe que un barbijo de un buen material y con buen ajuste disminuye tanto las partículas que exhalamos como las que inhalamos.

Prosiguiendo en aquella fecha, está claro que la incidencia de casos subió con el correr de los meses. De un promedio de 5 contagios diarios se pasó a 10. Esos números hicieron que en noviembre la ciudad tuviera un promedio de 60 contagios diarios.

Mirá también:  Neblina, choque y un herido en Ruta 227

Mientras tanto, y para aliviar el impacto sanitario, se construyó la terapia intermedia en el Hospital Municipal y se inauguró la nueva guardia del hospital Irurzun de Quequén.

La llegada de más de 8 mil de diferentes vacunas, Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca, permite ser optimista frente a los meses venideros, aunque si hay algo que aprendimos después de un año de pandemia, es que la vacuna más efectiva es cuidarse.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios